Empresas

Panasonic participará
en la 'gigafábrica'
de baterías de Tesla 

Panasonic fabricará celdas cilíndricas de iones de litio y proveerá equipos de maquinarias para la 'gigafábrica' que producirá baterías para autos eléctricos; las instalaciones requerirán una inversión aproximada de 5 mil millones de dólares hasta 2020, de acuerdo con estimados de Tesla.
Bloomberg
31 julio 2014 12:23 Última actualización 31 julio 2014 13:7
Tesla Motors (Bloomberg)

(Bloomberg)

Panasonic acordó ayudar a instalar la fábrica de baterías que el presidente de Tesla Motors, Elon Musk, necesita para vender más autos eléctricos, sin fijar su porcentaje de los costos de inversión.

Panasonic fabricará celdas cilíndricas de iones de litio y proveerá equipos, maquinarias y otras herramientas para la 'Gigafábrica' de Musk, dijo la compañía con sede en Osaka, Japón, en un comunicado conjunto con Tesla.

Las empresas informaron que aún están estudiando los detalles, incluido el aporte financiero de Panasonic a la fábrica, que, según los cálculos de Tesla, podría costar hasta 5 mil millones de dólares hasta 2020.


“Llegaremos a un plan que sea rentable”, declaró el máximo responsable financiero de Panasonic, Hideaki Kawai, en una conferencia de prensa en Tokio. “Haremos inversiones paso a paso para satisfacer necesidades que crecerán gradualmente”.

Tesla convenció a Panasonic de invertir en la fábrica con que cuenta Musk para producir baterías más baratas y contribuir a transformar la compañía de vendedora de sedanes Modelo S en una automotriz del mercado masivo capaz de fabricar 500 mil vehículos por año.

Panasonic, que posee el 1.1 por ciento de Tesla, firmó un acuerdo preliminar para participar en el proyecto en mayo después de expresar dudas sobre el nivel de riesgo de la inversión.

Por separado, Panasonic informó ganancias de 37 mil 900 millones de yenes (cerca de 368 millones de dólares) en los tres meses que terminaron en junio, no alcanzando las estimaciones de los analistas.

RIESGO SIGNIFICATIVO


Panasonic confirma su participación en el proyecto luego de que Tesla captara unos 2 mil 300 millones de dólares en marzo para contribuir con la financiación.

Musk se enfrenta a los escépticos en sus esfuerzos para construir una fábrica de escala suficiente para reducir el costo de la batería en alrededor de un 30 por ciento.

Standard Poor's castigó a Tesla con una calificación crediticia de basura en mayo e hizo referencia a un “riesgo significativo” en sus planes para la Gigafábrica.

“Si los vehículos eléctricos de Tesla no se venden en consonancia con sus expectativas, Panasonic quizá no pueda recuperar su inversión”, escribió Masahiro Wakasugi, analista de BNP Paribas en Tokio, en un informe del 10 de julio. “El impacto negativo, si el plan no tiene éxito, sería considerable”.

Contar con baterías más baratas será crucial para que Tesla pueda lanzar modelos más económicos, comenzando por el sedán Modelo 3 previsto para 2017. Tesla planea vender el auto a un precio base de aproximadamente la mitad del costo de su Modelo S en los Estados Unidos.

Musk, que también dirige la fábrica de cohetes Space Exploration Technologies Corp. y SolarCity Corp., planea construir en la planta baterías estacionarias para almacenar energía en los hogares y los edificios con paneles solares.