Empresas

OTT e internet, el futuro de banda 2.5 GHz de Ultravisión

La empresa Ultravisión trabaja en un OTT para entregar servicios de video, datos y voz, declaró Patricio Zorrilla, vicepresidente de Ultra Telecom.
Itzel Castañares
04 octubre 2016 17:20 Última actualización 04 octubre 2016 19:0
Opsimex

A través de Opsimex, que opera torres de telecom, hará la colocación. (Especial)

Con los 60 MHz que aún posee de la banda de 2.5 GHz, Ultravisión se encuentra desarrollando un servicio de internet LTE Advance así como un Over The Top (OTT), con lo que busca transformar su modelo de negocio de la televisión tradicional y con la intención de convertirse en un ‘carrier’ o empresa de conectividad líder de internet de alta velocidad, afirmó Patricio Zorrilla, vicepresidente de Ultra Telecom.

Ultravisión es uno de los concesionarios que en 2013 presentaron a la SCT su renuncia voluntaria al 68 por ciento de los 190 MegaHertz (MHz) que poseían desde el año 2000 -y que integran la banda 2.5 GHz- lo que dio como resultado que a cambio, la dependencia les renovara concesiones vencidas.

Tras su participación en el panel de NexTV Series México & Centroamérica 2016, el directivo reconoció que solicitaría al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) hacer efectiva la prórroga de un año para ofrecer otros servicios a fin de tener margen para desplegar las redes de servicios móviles.

“Estamos trabajando en esa conversión y haciendo el plan de desarrollo, pues hoy Ultravisión tiene el potencial de cubrir el 30 por ciento del mercado en el país. Estamos trabajando en un OTT para entregar servicios de video, datos y voz en la región donde tenemos la red, que abre la posibilidad de llevarlo a más lugares”, aseguró.

No obstante, aunque la empresa está acelerando los procesos, aún no cuenta con una fecha para terminar con el proceso, pues asegura que ello toma tiempo, por lo que no será en este año cuando estén listos estos nuevos servicios.

Por otro lado, Zorrilla señaló que aunque ve cierta ventaja en el retraso de la licitación de la banda de 2.5 GHz, la eventual complementariedad con la banda 700 generará cobertura para más áreas rurales y capacidad a las ciudades.

“El que las licitaciones se vayan empatando es algo que beneficia aunque un atraso de conectividad nueva es negativo por el retraso que implica para el usuario final. Los retos se han ido librando y es importante llevar esos servicios de conectividad al mercado”, subrayó.