Empresas

Otrora fugitivo, el dueño de esta petrolera quiere ser el 'Jeff Bezos' de Rusia

Hace más de una década vendió su petrolera y huyó de Rusia antes de que se lanzara una orden de arresto; meses después tejió su regreso al país y hoy con una fortuna de 4 mil 700 millones de dólares tiene nuevos planes.
Bloomberg
04 mayo 2017 12:50 Última actualización 04 mayo 2017 21:55
Etiquetas
Russneft. (Bloomberg)

Russneft. (Bloomberg)

Hace una década, Mikhail Gutseriev era un multimillonario fugitivo que trataba de evitar el destino que corrió su par, el titán petrolero ruso Mikhail Khodorkovsky, que había burlado el poder de Vladimir Putin y había sido sentenciado a 10 años de prisión.

Con una orden de no abandonar el país luego que funcionarios fiscales de Moscú comenzaran a registrar la sede su empresa, Gutseriev vendió su petrolera Russneft a un oligarca con excelentes relaciones con el Kremlin por casi 3 mil millones de dólares, anunció su retiro del negocio y en julio de 2007 cruzó la frontera bielorrusa antes de que se emitiera una orden de arresto.

Una vez fuera del país, todos, desde estrategas bancarios hasta comentaristas de televisión, no perdieron tiempo en declarar su muerte comercial.

Pero subestimaron el ingenio, el encanto y las conexiones que convirtieron al astuto magnate en el negociador por excelencia durante las guerras chechenas de la década de 1990 y principios de 2000, cuando ayudó a liberar a unos 200 rehenes de bandas de rebeldes islamistas que buscaban rescates.

Tras su regreso en 2010, cuando se levantaron súbitamente los cargos en su contra, el multimillonario se dedicó a hacer compras. Volvió a adquirir a Russneft de Oleg Deripaska, montó una segunda compañía petrolera, entró en el mercado del carbón, la potasa y la radiodifusión, y adquirió hoteles como The National cerca de la Plaza Roja, todo ello con dinero prestado, principalmente de las entidades de préstamo estatales Sberbank PJSC y VTB Group. Exactamente cómo recuperó la aquiescencia del Kremlin no está claro.

Con una fortuna cercana a un máximo sin precedentes de 4 mil 700 millones de dólares, según Bloomberg Billionaires Index —el índice de multimillonarios de Bloomberg— el autodeclarado emprendedor serial se está embarcando en lo que ha llamado su proyecto más ambicioso: tratar de construir una versión rusa de Amazon.com, de Jeff Bezos.

"Estamos creando una plataforma en línea para vender de todo, excepto comida y ropa", dijo Gutseriev en una entrevista en Moscú después de conseguir la aprobación antimonopolio el mes pasado para adquirir M.video PJSC, el principal vendedor de productos electrónicos y electrodomésticos de Rusia.

1
 

 

Russneft. (Bloomberg)


EMPRENDEDOR

El acuerdo de 726 millones de dólares por el 58 por ciento de M.video, que cerró la semana pasada, le da a Gutseriev el control de la cuarta parte de un mercado que se redujo a la mitad en dólares en los últimos tres años y fue de 25 mil millones de dólares en 2016, según la firma de investigación GfK.

Gutseriev dijo que entró al negocio minorista accidentalmente en 2015, cuando Tekhnosila, rival más pequeño de M.video, no pudo pagar su deuda con el banco de su familia, B&N, durante lo peor de la recesión más larga en dos décadas.

Esa cesación de pagos, dijo, lo llevó a considerar el uso de las extensas redes de suministro de los principales minoristas para crear un mercado en línea donde los compradores puedan recoger pedidos en los puntos de venta existentes que ya tienen un amplio espacio de almacenamiento.

Eludirá un sistema postal que es inferior al de las economías avanzadas.

En diciembre, Gutseriev adquirió otro competidor de M.video, Eldorado, por alrededor de 26 mil 000 millones de rublos (450 millones de dólares).

Las tres cadenas combinadas tienen más de 900 ubicaciones distribuidas en 11 zonas horarias, desde Kaliningrado, el enclave ruso en Europa, hasta Kamchatka, en el este de Asia.

Incluso quienes abrigan dudas sobre el plan, como Dmitry Kostygin, accionista en el minorista en línea Ulmart, moderan su escepticismo por respeto para lo que dicen es la capacidad sobrenatural del multimillonario para tener éxito en una gama de maneras no convencionales

“El señor Gutseriev obviamente tiene talento de emprendedor, se cautiva con alguna idea y luego la implementa”, dijo Kostygin.

“Aun así, está uniendo a minoristas con diferentes equipos de administración que antes competían ferozmente entre sí, por lo que será difícil de integrar”.

1
 

 

Mikhail GutserievSource: Russneft


LIMPIAR EL NOMBRE

Después de que huyó de Rusia, Gutseriev dijo que aterrizó en Londres con la ayuda de un viejo amigo de Minsk, el presidente Alexander Lukashenko, que ha gobernado Bielorrusia con mano de hierro desde 1994.

Dijo que estaba decidido a limpiar su nombre, tanto como lo hizo su padre, un investigador de la policía secreta de Josef Stalin, que fue liberado después de haber sido encarcelado por su empleador durante siete años.

La muerte de su hijo mayor después de un accidente de tráfico en Moscú un mes después de que salió de Rusia endureció su postura, por lo que dijo que comenzó a construcción canales de regreso al Kremlin, reclutando compañeros magnates y exministros que le ayudaran a trazar su regreso, esperando el momento oportuno y aprendiendo a tocar el violín y escribiendo poesía.

Una ventana de oportunidad se abrió en 2008, cuando Putin decidió ceder la presidencia por un período a un líder menos autocrático, Dmitry Medvedev, y para 2010 Gutseriev estaba de vuelta en Moscú después de que un tribunal desestimó los casos contra él.

ADICCIÓN AL DINERO

Gutseriev, quien cumplirá 60 años el próximo año, dijo que ha sido adicto a hacer dinero desde que consiguió su primer éxito con el contrabando de vodka junto a amigos de la infancia, Kolya y Slava, en Grozni, la capital de Chechenia.

Dijo que su “increíble deseo de ganar” se consolidó con el libro 'El mexicano' de Jack London, que ha leído cinco veces, al igual que con el protagonista de 'El financiero' de Theodor Dreiser, llamado Frank Cowperwood, que obtiene un rendimiento del 70 por ciento en un solo día mediante la compra y venta de cajas de jabón.

Pero el mejor 'arquetipo' del empresario ruso, dijo, es Stepan Plyushkin, el propietario miserable en 'Las almas muertas' de de Nikolai Gogol, que examina las fallas en el carácter nacional.

“Uno tiene que ser muy codicioso en los negocios”, dijo Gutseriev. “He estado despertando cada mañana pensando en el dinero desde que tenía 13".