Empresas

OHL México y Cemex, 'aves fénix' de la Bolsa mexicana

Las acciones de la administradora de obras infraestructura y la cementera mexicana pasaron de ser de las peores en 2015, a unas de las mejores en el primer trimestre de este año.
Reuters
01 abril 2016 12:43 Última actualización 01 abril 2016 13:43
OHL

[ El contrato del Libramiento Norte de Puebla podría representar el 10% de los ingresos concesionados de OHL México. / Cuartoscuro ]

Al cierre del año pasado, la empresa administradora de obras de infraestructura, OHL México, y el fabricante de cemento, Cemex, se encontraban entre las emisoras que registraron los peores desempeños de 2015.

Las acciones de OHL México, por ejemplo, cayeron 34 por ciento el año pasado, mientras que las de Cemex bajaron 34.8 por ciento, lo que las ubicó en los últimos lugares en materia de rendimiento de las 35 emisoras que conforman el índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sin embargo, en el primer trimestre de 2016 ambas empresas encabezan la lista de compañías que registraron las mayores ganancias.

Los títulos de OHL México, filial de la empresa constructora española Obrascón Huarte Laín, subieron 49.7 por ciento en el periodo enero-marzo, contra el nivel con el que cerraron 2015.

Cemex, por su parte, avanzó 32 por ciento en ese lapso, el segundo mejor desempeño de las emisoras que conforman el principal indicador de la Bolsa.

Para los analistas, estas alzas, si bien pueden deberse a una perspectiva más favorable para ambas compañías, pueden estar también sustentadas en los niveles tan bajos que alcanzaron los precios de las acciones de ambas compañías a finales de 2015.

"Los inversionistas voltean a ver las empresas rezagadas, no necesariamente con base en fundamentales sino con un elemento de especulación", dijo Carlos Hermosillo, jefe del área de análisis de Actinver Casa de Bolsa, en una entrevista telefónica.

El caso tal vez más notorio de un resurgimiento en el precio de la acción de una empresa anteriormente golpeada es el de la mayor constructora del país, Empresas ICA.

En 2015, esta firma registró la mayor pérdida de las emisoras del índice con una caída de 80.3 por ciento luego que su abultada deuda la dejó en la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones a finales de 2015.

Ahora, en el primer trimestre de 2016, las acciones de ICA registraron una ganancia de 20.6 por ciento, aun cuando la empresa no ha ni siquiera presentado un plan para reestructurar sus obligaciones financieras, las que al cierre del año pasado sumaron cerca de 67 mil millones de pesos (3 mil 900 millones de dólares).

Los crecimientos que registraron las acciones de OHL México, Cemex e ICA superaron con mucho el avance que registró el índice de la Bolsa en el primer trimestre del año de 6.8 por ciento, el mejor avance de tres meses desde el cuarto periodo de 2012 (6.95 por ciento), y el mejor primer trimestre desde 2007 (8.69 por ciento).

Otras emisoras que registraron buenos avances en los últimos tres meses, comparados con las pérdidas que reportaron el año pasado fueron: la compañía minera, Industrias Peñoles, que avanzó 25 por ciento en el primer trimestre luego que sufrió un descalabro de 38.6 por ciento el año pasado y la empresa siderúrgica Grupo Simec, con un rendimiento positivo de 22.3 por ciento, en contraste con una pérdida de 24.1 por ciento en 2015.

En total, de las 37 emisoras que conforman ahora el índice de la Bolsa, 20 registraron un rendimiento superior al del indicador, y 17 estuvieron por debajo.

"Lo que podemos observar los últimos meses ha sido más un rebote, una recuperación después de las caídas bruscas", dijo Carlos A. González Tabares, director de análisis y estrategia en la casa de bolsa de Grupo Financiero Monex.

La compañía cuyas acciones registraron el peor desempeño en el primer trimestre del año fue la cadena de supermercados Controladora Comercial Mexicana, una empresa que está en proceso de fusión con la compañía rival, Organización Soriana.

Las acciones de Comercial Mexicana descendieron principalmente por la escisión que realizó de diversos activos y con la cual sus anteriores accionistas crearon una nueva compañía minorista, hoy conocida como La Comer. La escisión restó valor a la cadena de supermercados y por ello la caída en el precio de la acción de la empresa.

Por su parte, La Comer mostró un rendimiento de 12.1 por ciento desde que comenzó a operar el 4 de enero del presente año.

A la caída de las acciones de Comercial Mexicana le siguió la de la empresa propietaria de infraestructura para servicios de telecomunicaciones, Telesites, que bajó 10.3 por ciento, y la de Grupo Elektra, una cadena de tiendas de aparatos electrodomésticos y muebles y propietaria de Banco Azteca, con un descenso de 10.1 por ciento.

Para lo que resta del año, los analistas consideran que las empresas de consumo podrían registrar ganancias ante el buen desempeño que siguen reportando las ventas minoristas. Una empresa favorita para beneficiarse del mayor gasto de los consumidores es Walmart de México y Centroamérica, la mayor cadena de supermercados del país.

Claro que para que eso suceda la empresa, con sede en la Ciudad de México, deberá reportar buenas ganancias y márgenes, algo que no hizo en el último trimestre del año pasado por su estrategia de sacrificar rentabilidad a cambio de ganar participación de mercado.

Eso provocó que las acciones de Walmart, filial de la empresa estadounidense, Wal-Mart Stores, cayeran 3.6 por ciento en el primer trimestre de este año, luego que avanzaron 37 por ciento en 2015 para ser la sexta mejor emisora del índice.

También los expertos creen que si las condiciones económicas de Estados Unidos se mantienen estables o mejoran, diversas empresas mexicanas podrían resultar beneficiadas.

González, de Monex, identificó como favoritas para el cierre de 2016 a las empresas aeroportuarias, como es el caso de Grupo Aeroportuario del Centro Norte, un operador de 13 aeropuertos en México y a las de consumo como Alsea, una empresa dueña de restaurantes de comida rápida y casual y de cafeterías Starbucks en México y diversos países de Latinoamérica.

Otra empresa que los analistas dijeron que debe de estar en la mira de los inversionistas es la cadena de tiendas departamentales, El Puerto de Liverpool.

El consumo es el factor que está sosteniendo el crecimiento económico en México, lo que continuará por lo menos este año, dijo Patricia Berry, directora de análisis bursátil de la casa de bolsa de Intercam, quien recomienda seguir a El Liverpool entre otras empresas.

El problema para esta cadena de tiendas es que no ha podido traducir a precios la apreciación del dólar, lo que ha frenado su crecimiento y sus ganancias.

Sin embargo "el año pasado les fue muy bien y han entrado en un proceso de consolidación, donde se han ido enfrentando a bases de comparación cada vez más difíciles", dijo González.

: