Empresas

OHL México denuncia campaña de desprestigio; no cesa directivos

OHL México dijo que las auditorias realizadas demuestran que las recientes grabaciones publicadas son una campaña de desprestigio contra la empresa, por lo que ratificó la confianza que tiene hacia sus directivos y decidió no cesar a ninguno. 
Redacción
01 junio 2015 8:26 Última actualización 01 junio 2015 8:26
OHL México

OHL México. (Cortesía)

La concesionaria OHL México acusó que el contenido de las grabaciones reveladas en las últimas semanas son parte de una campaña de desprestigio en su contra y que ha iniciado una investigación y acciones judiciales contra quien resulte responsable.

“Las nuevas grabaciones públicas forman parte de una campaña de desprestigio orquestada contra la compañía, como han venido demostrando las auditorias realizadas hasta la fecha”, dijo OHL México en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en torno a las resoluciones tras la reunión extraordinaria de su Consejo de Administración del pasado viernes.

Como parte de lo anterior, la empresa ha “iniciado las acciones de investigación y las actuaciones judiciales correspondientes contra los autores de la campaña de desprestigio con la que se ataca tanto a la compañía como a sus inversionistas”.

En el comunicado, la empresa ratificó la confianza del Consejo de Administración ante el equipo directivo, por lo cual decidió no cesar a ningún directivo.

Se acordó mantener a los directivos en sus puestos, incluido el director general, Sergio Hidalgo y al director jurídico, Gerardo Fernández.

Fernández es uno de los directivos recientemente involucrados en grabaciones en que se discuten supuestos sobornos a magistrados para obtener fallos a favor en disputas por tierras.

La empresa abrió una investigación en torno a las recientes grabaciones a una firma de abogados de prestigio en México y de la cual informará oportunamente.

OHL México
hizo referencia a las declaraciones de los Magistrados en que desmienten sobornos, ante lo cual la empresa decidió que Fernández sólo se mantuviera aislado de todos los procesos judiciales correspondientes.

La empresa presidida por José Andrés de Oteyza recordó que la reciente auditoría de EY manifestó que la empresa ha honrado sus obligaciones contractuales, en caso de que se descubriera algún incumplimiento ético, se tomaría la decisión de cesar al empleado involucrado.