Empresas

OHL es el Enron de nuestros días: Infraiber

La firma pide al regulador español que la contratista reformule sus cuentas anuales, en concordancia con las “acciones correctivas” que le impuso la CNBV a su filial en México.
Redacción
08 junio 2016 11:12 Última actualización 08 junio 2016 11:12
Etiquetas
Circuito Exterior Mexiquense Bicentenario

Circuito Exterior Mexiquense Bicentenario (Cortesía OHL)

La compañía Infraiber aseguró este miércoles que OHL es el “Enron” de nuestros días, y aseveró que el Circuito Exterior Mexiquense es “el caso de corrupción más grave de la historia reciente de México”.

La firma, enfrentada con OHL desde hace meses, solicitó al regulador del mercado de valores de España y al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas de España (ICAC) que requieran a la contratista que reformule sus cuentas anuales consolidadas en “concordancia con las acciones correctivas” impuestas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

“OHL España debe eliminar de sus activos 3 mil millones de euros registrados como derecho incondicional de cobro frente al Estado de México, por concepto de la mal llamada ‘rentabilidad garantizada’ en el Circuito Exterior Mexiquense y en el Viaducto Bicentenario”, dijo el asesor jurídico a las autoridades, de acuerdo con un comunicado de Infraiber.


Infraiber busca que la española reformule sus cuentas, a fin de que el valor del activo en el Circuito Exterior Mexiquense sea registrado de manera consistente con los estados financieros “reformulados” de OHL México, que cumplen con lo ordenado por la CNBV.

El escrito afirma que “OHL España no tiene una garantía estatal de recuperación de la inversión y su rendimiento en el Circuito Exterior Mexiquense, es decir, que no tiene un derecho incondicional de cobro de dinero frente al Estado de México, por lo que no puede registrar (como lo hace, indebidamente, en sus cuentas anuales consolidadas auditadas ‘sin salvedades’ por Deloitte España) el activo de concesión como activo ‘financiero’”.

Infraiber pide también que la Comisión Nacional del Mercado de Valores española investigue, sancione y denuncie penalmente los actos de OHL España y Deloitte contrarios a la ley; que haga público el título de concesión y sus modificaciones, así como el oficio en el que el Gobierno del Estado de México dice que no existe el derecho incondicional de cobro de dinero.

“Es hora de poner freno a esa mala práctica y exigir algo más que el simple ‘reconocido prestigio’ para emitir dictámenes y opiniones al mercado. El prestigio de Enron y Arthur Andersen era enorme, hasta que dejaron de tenerlo. Y entonces ya era demasiado tarde. OHL es el Enron de nuestros días y el Circuito Exterior Mexiquense es el caso de corrupción más grave de la historia reciente de México”.

El caso Enron es uno de los mayores escándalos financieros en la historia de Estados Unidos. En 2001 se descubrieron diversas irregularidades en las cuentas de la compañía, lo que derivó en su bancarrota. La firma auditora Arthur Andersen fue encontrada culpable de obstrucción de la justicia, por ocular cuentas y documentos de la firma.

El conflicto entre Infraiber y OHL México inició cuando el gobierno del Estado de México canceló a Infraiber un convenio para que la firma midiera el aforo vehicular en el Circuito Exterior Mexiquense, que opera OHL México, acusando altos costos.