Empresas

Odebrecht habría sobornado a equipo
de Dilma Rouseff

Según fuentes vinculadas al caso, el ex presidente ejecutivo de Odebrecht habría destinado fondos de la caja chica de la empresa a la campaña de Rousseff en 2014 a través de su coordinador, Joao Santana.
Reuters
01 marzo 2017 18:29 Última actualización 01 marzo 2017 19:22
Dilma Roussef

El expresidente de Odebrecht habría admitido sobornos a la campaña de reelección
de Dilma Rouseff en 2014. (Bloomberg)

El empresario Marcelo Odebrecht habría confirmado este miércoles a las autoridades electorales de Brasil que en 2014 pagó al jefe de campaña de la expresidenta de ese país, Dilma Rousseff, con fondos de la caja chica de la firma constructora tras un acuerdo con el entonces ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijeron fuentes cercanas al caso.

El encarcelado empresario dijo que Mantega negoció las donaciones clandestinas para la campaña de 2014, que totalizaron 300 millones de reales, pero negó que se tratara de sobornos para conseguir contratos del gobierno, aseguraron las mismas fuentes.

Al final de su testimonio, el ex presidente ejecutivo de Odebrecht, la mayor empresa de ingeniería y construcción de Latinoamérica, dijo que no podía afirmar "con certeza" que la destituida mandataria y el actual presidente de ese país, Michel Temer, estuvieran al tanto de "cualquier ilícito en las donaciones", según las fuentes.

Odebrecht ratificó que los pagos fueron realizados a Joao Santana, que por entonces dirigía la campaña electoral de Dilma Rousseff para llevarla a un segundo mandato.

Marcelo Odebrecht ha sido sentenciado a 19 años de prisión por una corte federal de Brasil por su rol en el extenso escándalo de corrupción que ha implicado a algunos de los más altos líderes políticos y empresariales de varios países de América Latina.

Las declaraciones de este miércoles fueron emitidas en la corte electoral de justicia de Curitiba, como parte de las investigaciones sobre los pagos ilícitos a la campaña de Dilma Rousseff y su compañero de fórmula Michel Temer en el 2014.