Empresas

Obras ferroviarias 'transportan' varios problemas en México

Además del tren México-Querétaro, otras obras de transportes como la Línea 12 del Metro, el Tren Suburbano y el tren México-Toluca han presentado contratiempos y cuestionamientos que han retrasado su puesta en marcha o ampliación.
Ana Valle
16 diciembre 2014 20:13 Última actualización 17 diciembre 2014 4:55
tren (Bloomberg)

(Bloomberg)

El tren rápido México-Querétaro, que implicaría una inversión de 43 mil 580 millones de pesos, no es el único proyecto ferroviario que ha tenido problemas, al menos otras tres obras destinadas a mover pasajeros en el país, con un presupuesto de alrededor de 71 mil 608 millones de pesos, han presentado contratiempos y cuestionamientos, que han retrasado su puesta en marcha e incluso, su ampliación.

El Tren Suburbano, la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México y el Tren México-Toluca son algunos de los proyectos que han tenido problemas.

Los contratiempos se registran desde los procesos de licitación, hasta su puesta en operación, derivado de malos cálculos de aforo e inversión, falta de rentabilidad, la necesidad de elevados subsidios, la ubicación, así como diferencias con las empresas que buscan los contratos.

“El tren es muy emblemático aquí, tiene una gran carga histórica, pero (los contratiempos) son algo que pasa en muchos proyectos de licitación en México, son muy turbios, cuando realmente buscas es cuando se encuentran muchos errores y parecen predeterminadas las licitaciones”, comentó Miguel Ángel Toro, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac).

Un ejemplo es el Tren Suburbano, que revivió los proyectos férreos para pasajeros en 2008. La obra requirió una inversión cercana a 9 mil millones de pesos y fue otorgada al consorcio liderado por la española CAF.

Los problemas se generaron pues el aforo no cumplió con las proyecciones y a la fecha es 48 por ciento menor al esperado, por lo que el gobierno adquirió el 49 por ciento de la empresa.

“Al momento se han llegado a transportar hasta 178 mil usuarios en un día laborable, cuando la capacidad de este transporte es de 280 mil usuarios al día”, dijo Mauricio Trejo, director comercial de Ferrocarriles Suburbanos.

El mayor reto es la interconexión con el resto del transporte, en especial con el concesionado en el Estado de México, ya que sólo operan 35 por ciento de las rutas alimentadoras que deberían conectar al sistema, estimó el directivo.

De igual modo, el Sistema de Transporte Colectivo Metro tuvo problemas, como el caso de la Línea 12, en el que la inversión total fue de 24 mil millones de pesos, un sobrecosto de 41 por ciento, respecto a los 17 mil contemplados inicialmente. Las constructoras del proyecto, ICA, Alstom y Carso aseguraron que el gobierno del DF aún les adeudaba parte de la inversión.

A unos meses de su inauguración, en marzo de 2014, una parte de la Línea Dorada fue cerrada, debido a problemas en las vías, ya que no se usaron trenes que cumplieran con los estándares requeridos. Las estaciones seguirán cerradas hasta noviembre de 2015 y fueron inhabilitados 33 funcionarios.

Pese a ello, se tiene contemplado licitar la ampliación de esta línea a Observatorio, la cual se esperaba antes de que concluyera 2014.
nuevas obras, empañadas

Los nuevos trenes de pasajeros, el México-Toluca y el México-Querétaro, tampoco han estado libres de contratiempos, pese a que apenas fueron licitados este 2014.

En el proceso de licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro, empresas interesadas en participar acusaron que faltó tiempo para preparar las propuestas económicas; sólo la paraestatal china CRCC lanzó una oferta y ganó el contrato, que más tarde fue revocado por el gobierno federal.

“En razón de las dudas e inquietudes que han surgido en la opinión pública, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó a la SCT reponer la convocatoria para la construcción del Tren de Alta Velocidad México Querétaro”, informó en un comunicado.

Se espera que la convocatoria para el proyecto integral se publique en enero de 2015.

“El gobierno tendrá especial atención en que el México-Querétaro tenga más de un competidor, si repites el error de tener un proceso de un competidor dejas muchas dudas por los cuestionamientos de favoritismo que se percibía”, opinó Toro.

Un especialista del sector consideró que el tren México-Toluca requiere una elevada inversión, ya que mientras otro proyecto necesitaría 2 millones de dólares por kilómetro, esta obra se elevaría a 4.5 millones.

Además, el tren ha encontrado enemigos entre los habitantes del pueblo de Santa Fe, que se oponen a que el viaducto elevado que se requiere se construya sobre la Avenida Vasco de Quiroga, pues acabaría con sus negocios.

Da clic en la imagen para agrandarla

De los tres proyectos de trenes de pasajeros del sexenio, sólo uno ha sido licitado por completo, uno aún está a nivel de proyecto y el otro fue revocado a una empresa china.