Empresas

Nuevo AICM se financiaría con flujo de caja de terminal actual y deuda

El director financiero del proyecto señaló que la obra sería financiada en un principio por el flujo operativo generado por el AICM que es de 8 mil 300 millones de pesos, equivalentes a 634 mdd anuales y analizan emitir bonos.
Reuters
03 septiembre 2014 12:33 Última actualización 03 septiembre 2014 13:30
AICM T2

Las operaciones aéreas en las nuevas instalaciones iniciaron el 15 de noviembre de 2007, con vuelos de Aeromar y Delta Airlines, a las cuales más tarde se trasladaron Aeroméxico, Copa, Lan y Continental Airlines.

El Gobierno planea financiar la primera fase de construcción de un nuevo aeropuerto en la capital del país con flujo de caja de la actual terminal y analiza emitir bonos con vencimiento de hasta 30 años para financiar etapas posteriores, dijo Federico Patiño, director financiero del proyecto.

La inversión estimada para la construcción del nuevo aeropuerto, contiguo al actual, es de unos 120 mil millones de pesos, alrededor de 9 mil 160 millones de dólares.

Federico Patiño, director financiero del proyecto, dijo a periodistas que la obra sería financiada en un principio por el flujo operativo generado por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que es de 8 mil 300 millones de pesos, equivalentes a 634 millones de dólares anuales.

"El flujo excedente, después del pago de operación y mantenimiento, del actual aeropuerto será suficiente para financiar una parte inicial del proyecto", dijo.

"El costo de infraestructura aeroportuaria es de alrededor de 10 mil millones de dólares y vamos a captar 6 mil millones de dólares en los mercados. La forma como lo estamos diseñando es ajustarnos a las necesidades de inversión, es decir diseñaremos un programa de fondeo y financiamiento acorde al programa de inversión de obra", agregó.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció el martes que la nueva terminal tendrá seis pistas y capacidad para transportar cuatro veces más pasajeros que la actual, lo que equivale a unas 120 millones de personas al año.

El aeropuerto capitalino es controlado por la empresa Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, en manos del Estado.

Está previsto que el mandatario presente este miércoles después del mediodía el proyecto del nuevo aeropuerto, que será diseñado por el reconocido arquitecto británico Norman Foster y por Fernando Romero, yerno del magnate mexicano Carlos Slim.