Empresas

Nuevas cadenas de TV usarán la infraestructura del Estado

01 febrero 2014 8:4 Última actualización 26 diciembre 2013 5:2

 [Torres y edificios de telecomunicaciones podrán ser utilizados, según el IFT. / Reuters] 


 
Ramiro Alonso
 
 
Las nuevas cadenas de televisión abierta digital que se licitarán el próximo año ocuparán la infraestructura que el Estado tenga disponible, con la idea de que los inversionistas no incurran en gastos adicionales en esta materia, reveló Fernando Borjón, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).
 
El funcionario indicó que lo más probable es poner a disposición de los inversionistas privados la infraestructura del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales, Canal 11, así como los edificios de otras de las emisoras estatales.
 
 
“Podríamos entrar en esquemas de compartición que sean neutralmente competitivos; no se trata de darle un subsidio a nadie”, expresó el comisionado.
 
 
La compartición de infraestructura permitirá a los operadores tener un menor número de torres a cambio de menor inversión, indicó.
 
 
De esta forma, el mayor costo que tendrán que contemplar los inversionistas interesados en la licitación de alguna de las nuevas cadenas será el relacionado con la generación de contenidos, cuyo despliegue requerirá inversiones de cerca de 10 millones de dólares mensuales, de acuerdo con proyecciones de especialistas del ramo.
 
 
La semana pasada, el IFT publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa de Licitación y Adjudicación de Frecuencias de Televisión Radiodifundida Digital, que se realizará durante el 2014, con el objetivo de generar competencia en el mercado que actualmente dominan Televisa y TV Azteca.
 
 
El regulador expuso que la estructura y las barreras a la entrada que caracterizan el mercado de televisión abierta comercial limitan las alternativas de contenidos audiovisuales y fuentes de información para la población.
 
 
Este mercado registra un alto nivel de concentración, ya que Grupo Televisa y Televisión Azteca, en su conjunto, detentan directa o indirectamente 95 por ciento de las concesiones, casi 96 por ciento de la audiencia y 99 por ciento de los ingresos por publicidad asociados con la televisión abierta comercial.
 
 
De acuerdo con el comisionado Borjón, en los mercados europeos por lo regular se utilizan puntos comunes de emisión entre los radiodifusores. “En una sola torre hay operadores que tienen infraestructura”.
 
 
En opinión de diversos analistas, una condición determinante para la operación de nuevas cadenas de TV será el éxito de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), proceso que se retomará en enero del siguiente año.
 
 
Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, consideró que es importante que el IFT emita un pronunciamiento en torno a los riesgos que se generan al no concluir, en los tiempos establecidos, el proceso de TDT.