Empresas

Nissan reduce previsiones por desaceleración en China

Las ventas de la automotriz nipona en China cayeron 12 por ciento en el periodo comprendido de julio a septiembre, consecuencia de regulaciones contra la contaminación y la desaceleración del crecimiento económico. 
Reuters
04 noviembre 2014 8:11 Última actualización 04 noviembre 2014 8:11
Nissan

Nissan. (Bloomberg)

Nissan redujo su pronóstico anual de ventas globales de vehículos, afectado por la desaceleración económica de China pese a que las sólidas ventas en Estados Unidos le permitieron mantener estables sus objetivos de ganancias y elevar su estimación de ingresos en el año a marzo.

Nissan, la más expuesta de las automotrices japonesas al mercado chino, dijo que sus ventas en China cayeron 12 por ciento en el periodo de julio a septiembre y redujo sus pronósticos de ventas anuales en el segundo mercado automotriz más grande del mundo a 1.27 millones de unidades, desde 1.43 millones, una caída del 11 por ciento.

"En China, la debilidad general en el segmento de vehículos comerciales livianos y la creciente competencia en el segmento de automóviles compactos, así como el persistente impacto negativo de las tensiones políticas en torno a las marcas japonesas, afectaron las ventas", dijo el jefe de competencia de Nissan, Hiroto Saikawa, en una sesión informativa.

Nissan opera un emprendimiento con Dongfeng Motor Group Co Ltd en China, donde las regulaciones contra la contaminación y la desaceleración del crecimiento económico han presionado las ventas de los vehículos comerciales y de pasajeros.

En su segundo trimestre, el segundo fabricante de automóviles de Japón reportó ganancias operacionales de 139.340 millones de yenes, equivalentes a aproximadamente mil 200 millones de dólares, un alza de 22.4 por ciento respecto al año anterior.

Esto se compara con la estimación promedio de 130 mil 670 millones de yenes de doce analistas encuestados por Thomson Reuters I/B/E/S.

Generosos incentivos ayudaron a Nissan a impulsar las ventas en Estados Unidos en un 13,7 por ciento en el trimestre y a elevar su pronóstico de ventas en Norteamérica a 1,81 millones de unidades, un alza de 3 por ciento frente a una previsión anterior.

Los fabricantes de automóviles reportaron las ventas más sólidas para octubre en una década gracias a un aumento en el gasto del consumidor y precios más bajos de la gasolina.

Esto ayudó a contrarrestar la debilidad en Japón, donde un alza en el impuesto a las ventas en abril afectó la confianza del consumidor y las ventas.

Nissan también fue impulsado por la depreciación del yen, aunque entre las automotrices japonesas es la que menos se beneficia de los efectos cambiarios luego de trasladar gran parte de su producción al extranjero.