Empresas

Nissan: la automotriz japonesa menos rentable

En un revés para el máximo responsable ejecutivo de Nissan, Carlos Ghosn, las ganancias de la firma fueron de 3.3 por ciento, el margen más bajo entre las empresas automotrices en el último trimestre.
Bloomberg
11 febrero 2014 20:17 Última actualización 11 febrero 2014 20:17
Etiquetas
Vehículos Infiniti en un puerto de la ciudad de Hitachi, Japón.

Vehículos Infiniti en un puerto de la ciudad de Hitachi, Japón.

Nissan Motor Co. se convirtió en la compañía automotriz menos rentable de Japón en momentos en que la declinación del yen impulsa las ganancias de la mayor parte de los exportadores del país.

El ingreso neto creció 57 por ciento, a 84 mil 300 millones de yenes (825 millones de dólares) en los tres meses hasta el 31 de diciembre, informó este lunes la compañía de Yokohama, Japón. Si bien el neto superó el promedio de las estimaciones de los analistas que recopiló Bloomberg, las ganancias fueron de 3.3 por ciento, el margen más bajo entre las empresas automotrices en el último trimestre. Las ganancias operativas estuvieron por debajo de las estimaciones de los analistas.

Se trata de un revés para el máximo responsable ejecutivo, Carlos Ghosn, cuya compañía superó en ganancias a todas las empresas japonesas del sector hace casi dos años, cuando se recuperó más rápido que sus pares de los desastres naturales de 2011 al trasladar la producción al exterior para contrarrestar la fortaleza del yen y expandirse en los mercados emergentes.


En la actualidad, Nissan se recupera de retrasos en la producción, enfrenta una desaceleración de los mercados emergentes y pierde las ventajas de las ganancias derivadas de la debilidad del yen.

“En la compañía hay una sensación de crisis y Ghosnha empezado a abordar problemas”, dijo Tsuyoshi Mochimaru, un analista automotor de Longine, una firma de análisis de inversión que tiene sede en Tokio. “Las cosas van a mejorar, pero llevará tiempo”.

El ingreso fue en el trimestre un 33 por ciento mayor que el promedio de las estimaciones de nueve analistas que consultó Bloomberg, mientras que las ganancias operativas de 78 mil 700 millones de yenes estuvieron un 29 por ciento por debajo del promedio de las estimaciones. Nissan también ajustó las cifras del año anterior a los efectos de que reflejaran cambios contables.

REORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA

El año pasado, cuando el yen más débil llevaba el Promedio Bursátil Nikkei 225 a su mayor alza anual desde 1972, las acciones de Nissan sólo subieron 9 por ciento, el peor desempeño de la industria automotriz de Japón después de Daihatsu Motor Co. Toyota Motor Corp. subió 60 por ciento, mientras que Honda Motor Co. trepó 38 por ciento.

Hace tres meses, Ghosn anunció una reorganización administrativa luego de que la compañía redujera su pronóstico de ganancia un 15 por ciento. Ghosn, que es también máximo responsable ejecutivo de Renault SA, eliminó el cargo de máximo responsable operativo, el segundo de mayor importancia en la compañía, e instrumentó decenas de cambios de ejecutivos. También reorganizó las operaciones y las redujo de seis a tres para mejorar la ejecución.

La compañía redujo en noviembre su pronóstico anual de ingresos netos un 15 por ciento, algo que atribuyó a exceso de incentivos en los Estados Unidos, falencias ejecutivas y menor crecimiento de los países emergentes.

En el plano global, las ventas crecieron 3.3 por ciento en 2013, a un récord de 5.1 millones de unidades. Las ventas en los Estados Unidos, China y México alcanzaron cifras récord, dijo Nissan el mes pasado.