Empresas

Nestlé busca duplicar sus compras directas de materias primas

Queremos duplicar el número de materias primas que compramos directamente y no vía intermediarios en los años por venir, especialmente para el café y el cacao, dijo el presidente ejecutivo de la firma suiza, Peter Brabeck.
Reuters
22 junio 2014 13:51 Última actualización 22 junio 2014 14:3
[Nestlé invirtió 490 millones de dólares este año en 2 fábricas en China continental. / Bloomberg / Archivo] 

Es para asegurar que se mantenga la calidad y las cadenas de abastecimiento. (Bloomberg/Archivo)

SPIELBERG.- El gigante suizo de productos alimenticios Nestlé busca aumentar su participación en las compras directas de materias primas para asegurar que se mantenga la calidad y las cadenas de abastecimiento, dijo el presidente ejecutivo Peter Brabeck a un periódico austriaco.

"El consumidor ahora quiere saber de dónde viene el café que se usa en la cápsula Nespresso. Queremos duplicar el número de materias primas que compramos directamente y no vía intermediarios en los años por venir, especialmente para el café y el cacao", dijo al diario Kurier.

Esto no es "por el precio, sino más bien por la calidad y seguimiento. Por supuesto, también porque el consumidor demanda esto en esta edad de las redes sociales", agregó.

Nestle tiene ahora 670.000 agricultores bajo contrato, dijo el ejecutivo.

Cuando se le preguntó si Nestlé pronto haría más de la mitad de sus negocios en Asia, dijo: "En términos de volumen, sí, pero en términos de valor, no, por efectos del tipo cambiario. China ya es nuestro segundo mercado más importante después de Estados Unidos".

Cerca de dos tercios de sus ventas en China son de marcas que Nestlé compró en ese país, agregó.

Brabeck dijo que la preocupaba el debate emocional desatado en torno al propuesto tratado de libre comercio entre Europa y Estados Unidos, afirmando que ya era hora de una discusión seria y sobre hechos para un acuerdo que podría darle a las economías un fuerte empujón.

"En un momento en que peleamos por cada décimo de porcentaje de crecimiento deberíamos al menos discutir objetivamente los tópicos", dijo, rechazando las preocupaciones de los críticos de que un pacto comercial podría debilitar los estándares de seguridad alimenticia de Europa.

"Por lo que nosotros sabemos, nadie ha muerto en Estados Unidos por comer productos estadounidenses. Si ese es nuestro temor, entonces tampoco deberíamos ir de vacaciones a Estados Unidos".