Empresas

Nespresso quiere ganar terreno en antiguas zonas de conflicto en Colombia

La unidad de Nestlé planea comprar el próximo año hasta cinco veces más granos de la región del Caquetá, con una inversión de 50 mdd en producción sustentable de alta calidad.
Bloomberg
28 noviembre 2017 16:41 Última actualización 28 noviembre 2017 16:41
nespresso

nespresso

Nespresso está ampliando su compra de café en Colombia ingresando en regiones previamente afectadas por el conflicto y que ahora se benefician del acuerdo de paz firmado el año pasado entre el gobierno y la guerrilla, el cual le valió un Premio Nobel al presidente Juan Manuel Santos.

La unidad de Nestlé SA, la mayor compañía de café del mundo, planea comprar el próximo año hasta cinco veces más granos de la región del Caquetá como parte de una inversión de 50 millones de dólares en producción sustentable de alta calidad, informó la compañía en un comunicado. La compra de suministros llegará a San Vicente del Caguán, una comunidad que una vez estuvo en el centro del conflicto armado.

Santos firmó el acuerdo de paz en noviembre de 2016 para poner fin a un conflicto de 52 años con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Eso le permitió a Nespresso comprar café de áreas previamente inaccesibles y lanzar a principios de este año una edición limitada de cápsulas de café proveniente del Caquetá llamadas Aurora de la Paz.

"El café será un dividendo de la paz en Colombia", dijo Santos por correo electrónico en respuesta a preguntas. "El final del conflicto está abriendo oportunidades para el desarrollo rural, y como vemos hoy con el anuncio de Nespresso, después del conflicto, Colombia es atractiva para los inversionistas extranjeros".

El país ya es el tercer productor de café y el segundo en la variedad arábica, que es más cara y de sabor más suave. La expansión de las plantaciones a las antiguas zonas de conflicto puede impulsar la producción, con la nación apuntando a 18 millones de sacos en unos pocos años, según Santos. Eso es más que las 14 millones de cargas de 60 kilos del año pasado.

Nespresso trabajará primero para mejorar la producción y aumentar la calidad de los agricultores que ya están en la región, dijo Jean-Marc Duvoisin, presidente ejecutivo. Caquetá tiene un clima único, con granos cultivados a bajas altitudes, bajas temperaturas y alta humedad, dando al café notas frutales y una acidez fina.

"La primera etapa es ayudar a los agricultores actuales a trabajar mejor sus plantas, para que tengan café de mejor calidad", dijo Duvoisin en una entrevista en Ginebra. "Cuando compra el lote por primera vez, rechaza aproximadamente el 50 por ciento. Si trabaja con ellos, poco a poco se puede llegar al 80 por ciento y a veces incluso al 100 por ciento, pero normalmente al 80 por ciento. Eso significa que obtienen más dinero".

500 PRODUCTORES

Los agrónomos de Nespresso ya están trabajando con más de 500 productores en Caquetá para implementar el programa de sostenibilidad de la compañía, que incluye mejorar el rendimiento y la calidad. Los productores en áreas afectadas por el conflicto están volviendo a fincas abandonadas hace años, por lo que invertir en capacitación y asistencia técnica será clave para producir granos de alta calidad, dijo Santos.

Muchas fincas también están cultivando la coca que se usó para financiar a las FARC. El café puede proporcionar una buena alternativa para aquellos que buscan abandonar cultivos ilícitos, ya que proporciona un buen nivel de ingresos, dijo Duvoisin, citando la prima que Nespresso paga sobre los precios futuros de mejores granos.

La expansión de la producción también requiere asistencia estatal, ya que la propiedad de la tierra en muchas de las regiones no está clara después de años de inestabilidad, dijo. Dar tierras a exguerrilleros que desean regresar a la sociedad civil puede ser una opción.

"Es mucho mejor para ellos y para el país que vuelvan a las áreas rurales", dijo. "El cultivo de café es una buena opción".

Nespresso está trabajando con la Federación Nacional de Cafeteros para implementar canales de suministro en San Vicente del Caguán. Típicamente cultivados en altitudes más altas, los granos arábica de Colombia son muy apreciados por su sabor a medida que la demanda mundial se sigue expandiendo y el consumo de té en Asia se convierte en consumo de café.

"Es la alta calidad del café colombiano lo que será un factor clave para una mayor inversión extranjera", dijo Santos. "En muchas de las regiones que fueron afectadas anteriormente por el conflicto, los expertos aún tienen mucho por descubrir. Confío en que esas regiones contribuirán significativamente a nuestra producción de café y el café traiga una mejor calidad de vida y progreso a esas comunidades".