Empresas

Nemak y Rassini ganan con la debilidad del peso

El declive de 18 por ciento del peso frente al dólar en el último año impulsará las ganancias de Rassini porque la mayor parte de sus ventas son en dólares, mientras que Nemak se beneficiará de las fábricas en Estados Unidos y de las ventas a automotrices como General Motors, Ford Motor y Volkswagen.
Bloomberg
12 enero 2016 18:13 Última actualización 12 enero 2016 18:21
Planta de Nemak en Monterrey. (Bloomberg)

Planta de Nemak en Monterrey. (Bloomberg)

Los fabricantes mexicanos de autopartes se perfilan como los ganadores de la mayor depreciación que ha visto el peso desde 1993, con un aumento de contratos en dólares y ventas récord de automóviles en Estados Unidos.

El declive de 18 por ciento del peso frente al dólar en el último año impulsará las ganancias de Rassini porque la mayor parte de sus ventas son en dólares, mientras que una parte significativa de los costos son en pesos, según Corporativo GBM.

En tanto que Nemak, que produce cabezas de cilindro y bloques de motor, se beneficiará de las fábricas en Estados Unidos y de las ventas a automotrices como General Motors, Ford Motor y Volkswagen.

Las ventas en el mercado vecino benefician a Rassini y Nemak toda vez que los consumidores estadounidenses compraron una cifra récord de 17.5 millones de automóviles y camionetas livianas el año pasado, gracias a una caída del 10 por ciento en los precios de la gasolina y a dos años con el mayor incremento del empleo desde fines de la década de 1990.

Eso ha estimulado la producción en fábricas de toda la región de Norteamérica que tienen entre sus proveedores a estas dos compañías, incluyendo las plantas mexicanas que impulsaron la producción de automóviles del país a un nuevo máximo histórico en 2015.

"Hemos visto la llegada de grandes marcas que quieren construir en México y exportar a Estados Unidos, favoreciendo a toda la industria de autopartes en este país", dijo vía telefónica Fernando Bolaños, analista de Monex Casa de Bolsa.

INVERSIÓN AUTOMOTRIZ
Toyota anunció el año pasado que invertiría mil millones de dólares en una nueva planta en México, luego de que en 2014 Kia Motors y BMW hicieran anuncios similares.

El peso cayó el lunes hasta un mínimo de 18.0220 unidades por dólar, el nivel más bajo desde la redenominación de 1993, lo que ayuda a las fábricas mexicanas a reducir sus costos en términos de la divisa estadounidense.

Nemak, filial de Alfa, registró una ganancia bursátil récord el 8 de enero después de que la Bolsa Mexicana de Valores dijera que el fabricante de autopartes se uniría al IPC.

Desde la oferta pública inicial de Nemak en junio, la acción ha subido 17 por ciento mientras que el IPC ha perdido 9.6 por ciento. La inclusión en el índice y los últimos resultados "satisfactorios" ayudan a explicar el alza de la acción, apuntó Enrique Flores, vocero de Alfa.

Y es posible que Nemak siga su ascenso en bolsa. Su precio objetivo promedio a 12 meses de 25.61 pesos implica un aumento del 9.9 por ciento respecto al nivel actual, de acuerdo con estimaciones de analistas compiladas por Bloomberg.

Las acciones subieron a 23.45 pesos a las 10:15 de la mañana de este martes. La empresa se beneficiará también del inicio de operaciones en dos nuevas plantas que aumentarán sus márgenes de beneficio hacia el término de este año, de acuerdo con Armelia Reyes, analista de Punto Casa de Bolsa.

"Estoy considerando elegirla como la mejor opción para 2016," dijo Reyes, quien recomienda comprar la acción e indicó que está en proceso de revisar su precio objetivo.

Los títulos de Rassini, que fabrica frenos y suspensiones para vehículos como el Chevrolet Silverado y el Corvette Stingray, subieron 25 por ciento en 2015. El precio objetivo promedio a 12 meses de 39.04 pesos supone una ganancia potencial de 22 por ciento respecto al nivel actual. Las acciones cotizaban hoy en 31.90 pesos a las 10:15 de la mañana.

Rassini se está beneficiando de la debilidad del peso, los ingresos provenientes de nuevos contratos y el control de costos, explicó Francisco Freyre, un portavoz de la compañía.

Se prevé que sus ventas totales crezcan 7.4 por ciento tras el aumento proyectado de 8.1 por ciento del año pasado, de acuerdo con estimaciones de los analistas compiladas por Bloomberg.

"Rassini tiene beneficios extraordinarios cuando se trata del impacto del tipo de cambio'', advirtió Lilian Ochoa, analista de GBM. Ella le ha asignado a la acción una calificación de “outperform”, con un precio objetivo de 40 pesos.

Gran parte de sus ventas son en dólares, pero una parte importante de sus costos son en pesos, lo que se traduce en un aumento de los márgenes