Empresas

Negocios que no han cambiado su esencia
con el paso de los años

La producción de cemento, tequila o cerillos, así como la distribución de gas, son negocios que no han cambiado tras el paso del tiempo y aún así siguen siendo exitosos; estas empresas son relevantes porque son emblema de la economía nacional.
Axel Sánchez
24 septiembre 2014 20:40 Última actualización 25 septiembre 2014 9:22
Negocios.

A pesar de que el proceso de producción sigue siendo el mismo en estos negocios, en conjunto su valor ha aumentado 14.4% del 2007 al 2013. (Cortesía)

Hay negocios que no cambian con el paso del tiempo, a pesar de que la tecnología está cada vez más presente en el desarrollo de productos y servicios. Aun así, estos siguen siendo exitosos.

Es el caso de la distribución de gas, la fabricación del cemento, la producción de cerillos y la elaboración de tequila, cuyos procesos de creación siguen siendo los mismos de hace décadas o siglos y se prevén que sigan así durante más tiempo, unos por limitaciones de infraestructura, otros por arraigo entre los fabricantes y consumidores e incluso, por procesos de elaboración establecidos desde la época de La Colonia.

En conjunto, estas industrias tienen un valor conjunto superior a los 76 mil 400 millones de pesos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Estos negocios resultan relevantes porque sus empresas son emblema de la economía nacional.

La distribución de gas en los hogares es un proceso que no se contempló dentro de la reforma energética, por lo que empresas como Flama Gas, Gas Uribe, Nieto, Soni, Regio Gas y otras mantienen su negocio idéntico desde hace decenas de años, a través de la distribución casa por casa.

Mientras que en otros países el gas natural, distribuido a través de ductos debajo del subsuelo, es el de mayor penetración, en México su participación es incipiente.

“La Ciudad de México tiene la capacidad de albergar 14 mil kilómetros en tuberías agua; el gas se supone que debería tener la misma penetración, pero sólo tiene 2 mil 700 kilómetros, lo cual habla que hay un 80 por ciento subpenetrado, pero por cuestiones políticas y físicas de la capital no se pueden hacer”, expuso Mauro Juárez, responsable de Gestión Social de Gas Natural Fenosa México.

Sin embargo, dijo que la distribución de gas natural por ductos subterráneos no es enemiga de la venta de puerta en puerta, sino complementaria, pues en ciudades como Monterrey, ésta sirve para llevar el insumo a sitios alejados del centro.

Los cerillos son otro negocio que mantiene los mismos procesos de fabricación de hace 50 años. Cerillera La Central, una firma de más de cien años, es un ejemplo de ello, pues utiliza la misma maquinaria de hace más de 40 años, la cual ha ido adecuando con innovaciones propias para que siga funcionando.

Fabián Montufar, gerente de Operaciones de la planta de La Central, ubicada en Atitalaquia, Hidalgo, indicó que algunas máquinas que utilizan tienen hasta 40 años, pero los ingenieros las han modificado para que sigan operando.

Pese a ello, los cerillos mantienen una tendencia a la baja, pues las ventas de fósforos en México cayeron 12 por ciento en los últimos siete años, al pasar de 601.5 millones, en 2007, a 529 millones de en 2013.

El cemento, a su vez, sigue siendo un material cuyo método de producción no ha sufrido grandes cambios desde mediados del siglo XX, cuando la industria en México empezó a crecer de forma acelerada.

Así, a pesar de contar con empresas globales como Cemex, Holcim y Lafarge, éstas siguen utilizando el método de homogenización y calcinación que fue creado desde mediados del siglo XIX, y sólo se ha optimizado mediante el uso de fuentes de energía sustentables.

“El maestro de obras Joseph Aspdin patentó la fórmula de cemento al quemar polvo fino de gis con arcilla en un horno de cal hasta que el dióxido de carbono era retirado, el producto resultante es denominado Portland y es el que se usa en México”, señala el libro de la historia del cemento de la Canacem.

Por su parte, el tequila es una de las bebidas más antiguas y con mayor arraigo en el país, cuyos procesos de elaboración deben seguir siendo los mismos por una norma oficial. Empresas como Casa Cuervo, con 219 años de historia, se han tenido que sujetar a la Norma Oficial Mexicana 006-SCFI-2012 que regula y detalla el proceso que debe llevar su elaboración para mantener su esencia y evitar la piratería del producto.

Su método de elaboración es utilizado desde la época colonial. “Sentimos orgullo de tener una dirección familiar que ha durado 10 generaciones”, expresó Cristóbal Mariscal, director de Relaciones Internacionales de la firma.

El Consejo Mexicano del Tequila explica que la bebida nació a mediados del siglo XVI, cuando “algún español desesperado” empezó a fabricar mezcal en tierras pertenecientes a Tequila, Jalisco, dada la abundancia de agaves azules en la comarca y el enorme valor que tenía para su vida cotidiana.

Da clic en la imagen para agrandarla

A pesar de que el proceso de producción sigue siendo el mismo en estos negocios, en conjunto su valor ha aumentado 14.4 por ciento del 2007 al 2013