Empresas

Negocio inmobiliario, ‘diamante en bruto’ de supermercados

Los ingresos en rentas de tiendas departamentales y supermercados crecen 3 veces más que la venta de sus productos. De enero a septiembre de 2014, tan sólo Liverpool, Gigante, Chedraui y La Comer poseían 5.5 millones de metros cuadrados de piso de venta para su arrendamiento, similar a la de Fibra Uno.
Ana Valle
09 diciembre 2014 21:26 Última actualización 10 diciembre 2014 4:55
 [En el centro comercial se observa a decenas de clientes que hacen fila en las cajas de tiendas como Liverpool, Sanborns y Dorothy Gaynor. / Miguel Ángel Pallares]  

En el centro comercial se observa a decenas de clientes que hacen fila en las cajas de tiendas como Liverpool, Sanborns y Dorothy Gaynor. (Miguel Ángel Pallares)

El sector inmobiliario se está convirtiendo en el ‘diamante en bruto’ para las cadenas de tiendas departamentales y de autoservicios, como Liverpool, Gigante y Comercial Mexicana.

En los primeros nueve meses de 2014, los ingresos por arrendamiento de las ocho principales empresas de autoservicios y departamentales, como Palacio de Hierro, Liverpool, Walmart, Comercial Mexicana, Chedraui, Soriana, Gigante y Sanborns tuvieron una tasa de crecimiento tres veces superior que la observada en la venta de bienes y servicios.

Si bien los ingresos por arrendamiento apenas representan en conjunto el 2.2 por ciento de sus ingresos totales, sumaron 6 mil 196 millones de pesos en los primeros nueve meses del año, un crecimiento de 10.2 por ciento, superior al 3 por ciento en que aumentaron las ventas de su negocio principal, respecto al mismo periodo del año anterior, al llegar a 572 mil 219 millones de pesos.

Al cierre de septiembre, tan sólo compañías como Liverpool, Gigante, Chedraui y Comercial Mexicana poseían 5.5 millones de metros cuadrados de piso de venta, centros comerciales y locales para su arrendamiento, similar al área rentable que tiene Fibra Uno, el fideicomiso en bienes raíces más grande en México.

Juan Elizalde, analista de Ve por Más, explicó que se trata de un segmento con gran potencial para las firmas de retail. La división inmobiliaria para estas empresas es un tema sensible y el mejor ejemplo es Gigante, a la que le ha funcionado e incluso ‘ya no pinta’ demasiado en ventas al menudeo, pero sí en bienes raíces, consideró Ana Hernández, analista de consumo de Invex.

Desde que vendió su segmento comercial, Gigante ha impulsado su negocio inmobiliario y hoy cuenta con una superficie rentable de 3.7 millones de metros cuadrados y reservas territoriales por 285 mil metros cuadrados.

Entre 2011 y 2014, los ingresos del grupo que preside Ángel Losada han crecido 58 por ciento y representaron 18 por ciento de sus operaciones continuas en 2013.

Gigante renta los espacios comerciales donde se ubican las tiendas de Soriana, además de contar con desarrollos inmobiliarios de usos mixtos, como Miyana en Polanco, en el cual tiene departamentos en venta y un centro comercial.

Otra compañía que se perfilaba para seguir los pasos de Gigante era Comercial Mexicana, no obstante, Hernández dijo que la venta de sus tiendas podría no sólo incluir su operación, sino también los terrenos en que se ubican 176 unidades, por un monto de alrededor de 4 mil millones de dólares.

“Lo que se rumora por la oferta que está lanzando Soriana es que incluía el inmueble donde estaba ubicada la tienda, además de la operación, el punto estaría en qué hará Comercial Mexicana después, ya que sólo se quedaría con 21 unidades”, comentó la analista.

Entre 2011 y 2013, Comercial Mexicana incrementó en 258 por ciento sus inversiones en terrenos y ha estado en la mesa la posibilidad de que integre una Fibra, aunque de vender sus propiedades, analistas ponen en duda el futuro de la empresa en el sector de autoservicios.
Otra compañía para la que el sector inmobiliario resulta relevante es Liverpool.

“Ellos han venido abriendo varios malls recientemente, ahora tienen 22 centros comerciales; tienen ventajas por dos partes, tienen ahí sus tiendas ancla y por otro lado tienen ingresos de terceros y controlan la mezcla de negocios, con el fin de que esto les ayude a generar más flujo a sus tiendas”, dijo un analista que pidió el anonimato.

En los siguientes años, la firma podría abrir un promedio de dos centros comerciales al año, sin embargo, en el mediano plazo estaría descartada una Fibra.

“de