Empresas

Navieras tienen 'congelados' 6 mil mdd por petroprecios

Diversas empresas del sector tienen sus activos parados, con una inversión que data de tres años, luego de la inestabilidad de los precios del petróleo, explica la Cámara del Transporte Marítimo
Everardo Martínez
27 octubre 2016 11:1 Última actualización 27 octubre 2016 11:1
Etiquetas
Contenedores y comercio exterior

Contenedores y comercio exterior. (Especial)

Las navieras mexicanas que integran la marina mercante tienen detenidos más de 6 mil millones de dólares en inversiones por la inestabilidad del precio del petróleo.

"Son 6 mil millones de dólares de inversiones los que están detenidos incluyendo plataformas y hay varias empresas dentro de la cámara que tiene sus activos parados, la inversión fue de hace tres años y era para irnos preparando para el futuro", señaló Luis Ocejo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram).

Dichas inversiones estaban destinadas a la adquisición de barcos para atender el crecimiento de productos del sector energético en el mar, sin embargo, por la caída e inestabilidad del precio del petróleo el ansiado 'boom' petrolero por la reforma está en espera.

Entre enero y septiembre de este año la transportación de petróleo y sus derivados entre puertos mexicanos, donde la marina mercante nacional participa, llegó a las 20 millones 889 mil toneladas, 13.5 por ciento menos que el año pasado, según las cifras de la Coordinación de Puertos y Marina Mercante, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Actualmente, están parados en Tampico, Campeche, Veracruz y Tabasco, principalmente, 160 barcos de 300 que hay, explicó.

"Es un año complicado para la industria naviera local, hay una cantidad enorme de barcos que no tienen empleo, lo peor de todo es que no vemos en el corto plazo un cambio", lamentó el ejecutivo.

La Cameintram está compuesta por 64 empresas, divididas en 33 armadoras, 10 operadoras y 21 prestadoras de servicios.

Ocejo argumentó que la contracción del sector se debe principalmente a la inestabilidad de los precios internacionales del petróleo y no tanto a la caída, debido a que las empresas no pueden definir proyecciones de inversiones ni ganancias.

Según sus estimaciones, en el sector naviero petrolero ya se han perdido hasta 2 mil empleos.

Además de que el negocio de transportación y operación marítima petrolera se redujo, las navieras nacionales tienen que hacer frente a la preferencia de la SCT por empresas extranjeras, aseguran.

"En el caso del abanderamiento de embarcaciones extranjeras, la autoridad ha sido permisiva con documentos que simulan la propiedad de los barcos, mientras que para la expedición de permisos temporales de navegación, ha sido más tolerante con algunas embarcaciones extranjeras al revisar requisitos esenciales", señaló la misma Cameintram en un comunicado a parte.

De esa manera, las embarcaciones que están paradas en el mar y en espera de ser contratadas observan cómo el negocio queda en manos de extranjeras, contrario a lo que señala la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, la cual da preferencia de contratos de prestación de servicios a las matriculadas en México, añade el informe.