Empresas

Nacional Monte de Piedad registrará demanda histórica este año

10 febrero 2014 4:12 Última actualización 03 septiembre 2013 18:23

[Se espera que 900 mil personas acudirán a la institución por primera vez/Cuartoscuro] 


Notimex
 
Este año, el Nacional Monte de Piedad registrará una demanda histórica de sus recursos, a pesar de que la principal prenda que ofrecen los pignorantes en garantía es el oro, cuyo precio cayó hasta en un tercio, señaló el director general de la institución prendaria, Javier de la Calle.

En el marco de la entrega del distintivo "Marca famosa", otorgado por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el directivo resaltó que este año se espera atender a 9.5 millones de clientes, lo que implica un aumento de casi medio millón respecto a 2012.

De ese total, subrayó, 900 mil personas acudirán a la institución por primera vez; es decir 200 mil clientes más en comparación con la meta estimada a principios de 2013. "Este es el año que vamos a tener más clientes en toda la historia", aseveró.

En conferencia de prensa, informó que en el primer semestre del año la institución atendió a 4.5 millones de personas, quienes empeñaron alguna prenda en una de las 310 sucursales que tiene en el país, y reiteró que en la segunda mitad del año se observa un crecimiento acelerado en la demanda de los servicios.

De la Calle insistió en que el aumento en la demanda de préstamos a la institución se registra pese a que el precio del oro acumula en el año una depreciación de 30%. Ello, indicó, debido a que 85% de los préstamos están respaldados por joyas, sobre todo el oro, y el promedio del préstamo es de dos mil 450 pesos.

Por otra parte, recordó que Nacional Monte de Piedad redujo al inicio del año a 3.0% mensual la tasa de interés que cobra a los usuarios de los préstamos prendarios; la tasa más baja del mercado respecto a otras empresas que tienen una tasa de hasta 20%.

A su vez, el director general del IMPI, Alfredo Rendón, explicó que el reconocimiento a Nacional Monte de Piedad fue con el fin de proteger a la marca, para que tanto su nombre como los términos que lo componen no sean usados por nadie más en ningún giro comercial.