Empresas

EU multa a Marriott
por bloquear Wi-Fi
de sus huéspedes

La Comisión Federal de Comunicaciones penalizó a la firma con 600 mil dólares y, aunque acordó pagar, Marriott defendió la práctica argumentando que hospitales y universidades lo hacen, y que el propósito de la medida es proteger su red.
AP
03 octubre 2014 14:46 Última actualización 03 octubre 2014 16:46
 [Grandes corporativos como Marriott, Hilton, Sheraton y Hyatt han vendido propiedades en el puerto. / Bloomberg]

Los viajeros frecuentes a menudo portan pequeños dispositivos personales de acceso Wi-Fi, que pueden conectarse a internet a través de las redes de telefonía celular. (Bloomberg)

NUEVA YORK.- Marriott International pagará al gobierno una multa de 600 mil dólares por bloquear las redes Wi-Fi de los asistentes a una conferencia en uno de sus hoteles, lo que los obligó a pagar hasta mil dólares por persona para utilizar la conexión del hotel a internet.

Los viajeros frecuentes a menudo portan pequeños dispositivos personales de acceso Wi-Fi, que pueden conectarse a internet a través de las redes de telefonía celular. Por 50 dólares al mes, pueden conectarse a la red aunque estén en movimiento, evitando a menudo pagar los precios elevados que cobran los hoteles, aeropuertos e instalaciones para conferencias.

El año pasado, un asistente a la conferencia en el Gaylord Opryland Resort and Convention Center en Nashville, Tennessee —que es administrado por Marriott— descubrió que el hotel estaba bloqueando la señal de su dispositivo en sus salones y se quejó a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). En la denuncia, el huésped señaló que había ocurrido un evento similar previamente en otra propiedad de Gaylord.


La CFC dijo que Marriott cobraba a los expositores de la conferencia de 250 a mil dólares por dispositivo, a cambio de utilizar la conexión Wi-Fi de Gaylord. La CFC se negó a divulgar la queja inicial del huésped a menos que hubiera una solicitud en virtud de la Ley de Libertad de Información, un proceso que a menudo puede tardar semanas.

Aunque acordó pagar la multa, Marriott defendió la práctica de bloquear las redes personales Wi-Fi de los huéspedes. La compañía dijo que esto no tenía como propósito cobrar a los huéspedes por el acceso a internet, sino proteger su red. Añadió que las acciones del hotel eran legales y alentaron a la CFC a cambiar sus reglas "para eliminar la confusión en curso" y "para evaluar los méritos de su política subyacente".

"Marriott tiene un gran interés en asegurar que cuando nuestros clientes utilizan nuestro servicio de Wi-Fi estén protegidos de puntos de acceso inalámbricos deshonestos que pueden causar un servicio degradado, ciberataques y robo de identidad", dijo la compañía en un comunicado. Añadió que los hospitales y las universidades usan prácticas de interferencia similares.

Marriott opera o franquicia más de cuatro mil hoteles de todo el mundo. Un portavoz de la compañía no quiso decir cuántos de sus hoteles bloquean las conexiones Wi-Fi de los huéspedes.

El gobierno dijo que las personas que compran los planes de datos celulares deberían poder usarlos sin temor a que su conexión personal sea bloqueada.