Empresas

Motorola se reinventa bajo el control de Google

01 febrero 2014 3:8 Última actualización 13 enero 2014 5:2

 [Motorola quiere volver a sus raíces y ofrecer mejores productos, comenta Dennis Woodside, CEO global de la firma / Bloomberg] 


 
 
Octavio Castillo / Enviado
 
 
Las Vegas.- Tras un año y medio de silencio y en la primera entrevista concedida a un medio de comunicación latinoamericano, Dennis Woodside, CEO global de Motorola Mobility, habla de la transición que ha vivido la compañía tras ser adquirida por Google, el papel de Motorola en el mercado actual, las tendencias y estrategias para el futuro.
 
 
“Una de las cosas que ocurrieron cuando Google adquirió a Motorola es que reconocimos la importancia de la marca que prácticamente inventó la industria y quisimos llevarla de vuelta a sus raíces y enfocarnos en los usuarios, resolver problemas específicos de los usuarios, es lo que queremos hacer, llevar a Motorola de vuelta a sus raíces en términos de innovación y con ello ofrecerle mejores productos a los usuarios”, comentó Woodside.
 
Temas como la personalización del teléfono y el desarrollo de una inteligencia artificial más intuitiva para reconocer comandos de voz fueron parte de las estrategias de Motorola en un mercado liderado por Samsung y Apple.
 
 
Tras la adquisición en agosto de 2011, muchos de los consumidores esperaban que Google dotara a Motorola de las funciones premium con las que cuentan sus smartphones de la serie Nexus, teléfonos fabricados en conjunto con Samsung, LG y más recientemente con HTC, en los cuales se instala una versión del sistema operativo Android en estado puro es decir, que no ha sido preconfigurado por el fabricante.
 
Esto no sucedió, por el contrario, la compañía presentó en 2013 el teléfono Moto X, que aprovecha las capacidades de la más reciente versión de Android y lo dotó de una serie de servicios que muchos Nexus no tienen.
 
“Lo que hemos obtenido de Google es la visión de pensar a largo plazo en los problemas que nuestros consumidores se están encontrando, la tecnología para solventar esos problemas. Desde el punto financiero, tenemos flexibilidad para invertir en el negocio, invertir en terminales como el Moto X y Moto G, lo cual ha ayudado a traer de vuelta a la compañía a lo que es el día de hoy”, dijo.
 
 
Apenas hace 10 años, en 2004, Motorola sorprendía a propios y extraños con el RAZR, un teléfono inteligente que logró vender 130 millones de unidades empatando en el primer lugar de ventas con Nokia. Hoy, la finlandesa es parte de Microsoft y se encuentra en décimo lugar, Motorola es parte de Google y se ubica en la décimo tercera posición.
 
 
La estrategia de Motorola no sólo se centra en ofrecer mejores productos a precios más competitivos, uno de sus estandartes es ser punta de lanza para Google, no para atraer usuarios de Apple y Samsung, sino para llevar los servicios que ofrece Google a quienes aún no llevan internet en el bolsillo, detalló el ejecutivo.