Empresas

Mota-Engil lidera carrera por la autopista Cardel-Poza Rica

La empresa propuso una subvención de 827 millones de pesos y un capital de riesgo de mil 299 millones de pesos, lo que la colocó encima de otras competidoras, incluso que la propuesta de ICA que también se consideró solvente. 
Ana Valle
25 mayo 2014 20:20 Última actualización 26 mayo 2014 5:0
Autopista

(El Financiero / Archivo)

La firma lusa Mota-Engil encabeza las propuestas para construir el primer tramo de la autopista Cardel-Poza Rica, cuyo costo se estima en 3 mil 470 millones de pesos.

De acuerdo con el fallo de las propuestas entregadas a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Mota-Engil propuso una subvención de 827 millones de pesos y un capital de riesgo de mil 299 millones de pesos.

La otra empresa que entregó una propuesta solvente fue ICA, con un costo por obra de 5 mil 570 millones de pesos, una subvención de 3 mil 399 millones de pesos y un capital de riesgo de mil 667 millones de pesos.

El Programa Nacional de Infraestructura tiene contemplada una inversión de 4 mil 68 millones de pesos para dicha carretera, la cual se estima que concluya su construcción en 2017 y arranque a finales de este año.

La española Sacyr y la mexicana Grupo Omega también entregaron propuestas económicas a la SCT, pero fueron consideradas insolventes por la dependencia.

Otras compañías que mostraron interés en esta autopista fueron FCC, Tradeco, OHL México y La Peninsular, entre otras, aunque no presentaron propuestas a la Secretaría.

El tramo de 129 kilómetros de Laguna Verde a Gutiérrez Zamora es la tercera gran concesión carretera que licita el gobierno federal en esta administración, luego de la Autopista Siglo XXI adjudicada a Pinfra y la Atizapán-Atlacomulco, cuya licitación ganó OHL México.

Este tramo carretero ayudará a completar el eje logístico que conectará al centro del país con los puertos de Veracruz y Tamaulipas.