Empresas

Morgan Stanley, principal accionista de ALTÁN por Red Compartida

Morgan Stanley junto con International Finance Corporation aportarían en conjunto 60 por ciento del capital del consorcio, del que participan Axtel, Megacable y siete firmas más.
Itzel Castañares
24 octubre 2016 19:16 Última actualización 24 octubre 2016 19:16
red compartida, telecomunicaciones

red compartida, telecomunicaciones. (Shutterstock)

Morgan Stanley Infrastructure e International Finance Corporation, que a su vez forma parte del Banco Mundial, aportarían en conjunto el 60 por ciento del capital comprometido del consorcio ALTÁN para el proyecto de la Red Compartida, que el pasado 20 de octubre presentó sus ofertas técnica y económica ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El consorcio, que integra a Megacable y Axtel, entre otras empresas, reveló a través de un comunicado que entre sus principales accionistas se encuentra Miguel S. Escobedo, inversionista institucional internacional asociado a múltiples administradoras de fondos para el retiro en México así como Eugenio Galdón, empresario de telecomunicaciones de origen español y representante de la sociedad.

“Los accionistas de ALTÁN, si resultan ganadores del concurso, representan recursos comprometidos e inmediatamente disponibles para desarrollar íntegramente la Red Compartida dentro de los parámetros exigidos por las bases de licitación. Tales recursos incluyen el capital aportado por los accionistas y los distintos financiamientos internacionales y domésticos comprometidos por diversas entidades”, se lee en el documento.

El consorcio precisó que aunque Axtel y Megacable participarían en el capital de ALTÁN, será solo mediante una serie especial de acciones sin derecho a voto y sin influencia significativa en su administración.

Oferta económica, aún en duda

De acuerdo con el proyecto, las cifras de capital aportado y financiamiento serán confidenciales hasta el día del fallo de la licitación, el próximo 17 de noviembre, tras la revisión de las ofertas técnica y económica.

Agustín Ramírez, abogado especialista en temas de telecomunicaciones, indicó que cumplir con la oferta económica dependerá del plan de negocios tanto de ALTÁN como de Rivada, la otra sociedad interesada en el proyecto integrada por Rivada Networks y Spectrum Frontier LP.

“Aunque la finalidad es ampliar la cobertura, no podemos dejar de lado que el despliegue de infraestructura debe ser negocio para quien ‘le entre’. No se trata de una intención de ‘ayudarle al Estado’ -por más que sea una Asociación Público-Privada- pues aunque el Estado aporta una parte, se esperaría que la inversión fuera importante pues de lo contrario, ante una inversión disminuida, tampoco van a cumplirse las expectativas”, señaló.

Por su parte Efrén Páez, analista de Mediatelecom, Policy & Law, estima que el modelo de licitación hará que los interesados presenten el mínimo requerido, por lo que no espera que se genere una competencia entre ambos.

“Tendríamos que ver hasta dónde estas empresas van a empujar el mínimo que se les está solicitando, más allá del 85 por ciento de cobertura. Sin embargo, no considero haya una propuesta económica demasiado elevada y tampoco creo que alguno se baje del concurso pues, si ya llegaron este punto, la intención es seria”, comentó.

El proyecto de la Red Compartida busca aumentar la cobertura de los servicios de telecomunicaciones, promover precios competitivos entre empresas del sector y elevar la calidad de los servicios de comunicación por Internet a estándares internacionales.