Empresas
caso de estudio

Mongo, un negocio
de rescate cultural

Comunidades indígenas de Guerrero, Oaxaca y Chiapas realizan productos textiles y de joyería ‘ad hoc’ con los consumidores actuales, con la asesoría de Adriana Higuera, quien hace tres años arrancó la fundación Mongo. En dos tiendas vende los artículos y cada año genera ventas por alrededor de 2 millones de pesos.
Rosalía Lara
24 marzo 2015 19:50 Última actualización 25 marzo 2015 4:55
Mongo

Adriana Higuera comercializa los productos hechos por indígenas. (Edgar López)

Mongo es una fundación que lleva tres años comercializando productos textiles elaborados por comunidades indígenas de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Ante la falta de oportunidades de las comunidades para vender sus productos y lo subvalorados que están en el mercado, así como la pérdida de las culturas ancestrales, Mongo nació como un proyecto para ‘rescatar’ parte del patrimonio cultural mexicano.

La organización se basa en la coordinación y trabajo en equipo de todas las partes: las comunidades indígenas realizan el trabajo manteniendo sus técnicas y tradición en cuanto a los productos textiles; mientras que Adriana Higuera, presidenta del proyecto, junto con su equipo, se encargan de comercializarlos entre un público más amplio, desde una casa, hasta en las embajadas.

Intenté integrar mi experiencia en la recepción cultural con la temática del rescate del patrimonio, pensé desde un principio en un proyecto de impacto social, con el respeto a la diversidad cultural y la difusión de la realidad cultural

Si bien el proyecto, parece estar concebido como una empresa, es más bien una tienda para impulsar el desarrollo de los grupos indígenas.

El 50 por ciento de la venta del producto es destinado al apoyo de proyectos productivos, aseguró la fundadora.

“Este proyecto prioriza la apropiación cultural y busca que los productos tengan calidad, busca capacitar a los grupos indígenas para que entiendan las realidades que desconocen, pero respetando mucho quienes son”, comentó Higuera.

Actualmente, Mongo cuenta con dos tiendas en la Ciudad de México, una en el Centro Histórico, dentro de las unidades de Downtown y otra en San Ángel, en Plaza Grand San Ángel y trabaja de manera itinerante con cinco comunidades en diversas regiones del sureste mexicano, de las cuales, la mayoría está habitada por mujeres, quienes son las protagonistas de Mongo.

De acuerdo con Higuera, una parte muy importante de Mongo es la capacitación que se brinda a los grupos indígenas para que conozcan los productos que son consumidos por los clientes.

“Por ejemplo, un huipil puede llegar a tardar hasta ocho meses en su elaboración y luego en la salida comercial puede llegar a ser muy caro y entonces había que revisar qué productos tienen y (crear) una salida comercial más viable”, explicó.

Así se fueron introduciendo diversos productos y aunque iniciaron con textiles, ante la aceptación que han tenido, comenzaron a diversificar sus artículos y hoy también es posible encontrar joyería hecha a mano.

El trabajo ha rendido frutos y anualmente generan ingresos por alrededor de 2 millones de pesos, sin embargo, la fundación aún requiere de más capital para impulsar a las comunidades, es por eso que al ser una asociación civil, recurrieron a la búsqueda de fondos, mediante programas del gobierno y donaciones.

De acuerdo con Higuera, el textil es la forma cotidiana de las comunidades para sostener su cosmovisión y realizar trabajos de calidad aunque muchas veces no es apreciado.

El producto estrella de la fundación son los ‘mongos’, figuras de animales hechas a mano con tela que hace alusión al nahual, un elemento que es un vínculo con lo sagrado.

“Sus artesanías son espectaculares y se ha creado innovación. Tenía que estar en un espacio que fuera congruente, porque normalmente los productos indígenas están en lugares empobrecidos. ¿Por qué no mostrar de la misma manera un anillo de la marca Tiffany, con un trabajo de buena calidad indígena, tanto joyería como textil?”, cuestionó.

1
Recuperación

Nombre: Mongo
Productos: Textiles para la casa y accesorios personales
Fundación: 2012
Ingresos anuales: 2 millones de pesos
Colaboradores: 5 comunidades indígenas
Tiendas: Una en San Ángel y otra en Centro Histórico del DF.

Mongo