Empresas

Mineras canadienses acusan desamparo del gobierno mexicano

La Cámara de Comercio de Canadá en México envió el pasado 27 de octubre una carta al presidente Enrique Peña Nieto en la que acusan que hay condiciones fiscales cada vez más desfavorables. 
Redacción
01 noviembre 2016 12:46 Última actualización 01 noviembre 2016 20:31
Minería

(Bloomberg)

La Cámara de Comercio de Canadá en México (CanCham) mandó una carta al presidente Enrique Peña Nieto donde las empresas mineras de ese país con operación en territorio nacional acusan la debilidad del Estado de Derecho y falta de apoyo de las instituciones para que mantengan sus inversiones.

En el documento, enviado el pasado 27 de octubre, describen que los esfuerzos realizados por la Secretaría de Economía y sus dependencias para atraer inversiones pierden efectividad cuando los mineros canadienses se enfrentan a un clima complejo para la conducción de los negocios, una vez establecidos en el país.

“La realidad que se vive en México ha hecho que el país bajara del número 24 al 37 en el ranking global de percepciones de inversión del Instituto Fraser para 2016”, destacaron.

Refieren que también hay incertidumbre jurídica, sobre todo en temas de tenencia de la tierra pero también en otras áreas.

“MAG Silver y Excellon Resources tienen inversiones importantes paradas en los estados de Chihuahua y Durango por incertidumbre jurídica relacionada con la tenencia de la tierra. Otro ejemplo ha sido las propuestas de Áreas Naturales Protegidas en zonas de Zacatecas y Hidalgo, donde mineras de origen canadiense han hecho cuantiosas inversiones en exploración y pago de concesiones, con el riesgo posteriormente agregado de cambio radical en las reglas para el desarrollo de potenciales proyectos”, comentaron.

También acusan sobre condiciones fiscales cada vez más desfavorables, pues dicen que la imposición de los nuevos derechos sobre la minería en el 2013 golpeó fuertemente a la inversión.

“Países que compiten por la inversión minera como Australia y Argentina redujeron los impuestos sobre la industria en los últimos años. La mayoría de los países mineros no han cambiado su estructura fiscal para el sector”, agregaron.

En el mismo sentido, refieren que sus empresas sufren de una política de recaudación agresiva del SAT, con el número de auditorías en aumento.

“Al mismo tiempo, el SAT toma mucho tiempo para rembolsar el IVA a las empresas, con atrasos de un año o más para varias empresas grandes y para pequeñas exploradoras, que son las que más necesitan flujo de capital por encontrarse en la fase más riesgosa de la actividad minera, y sin ganancias”, destacaron.

Dicen que el número de empresas exploradoras que abandonan México en los últimos años crece de forma alarmante, lo cual afectará el número de proyectos mineros avanzando en los próximos años “porque la exploración es la base de la industria”.

: