Empresas

Microsoft enfrenta dificultades por retraso a nuevas tecnologías

10 febrero 2014 5:2 Última actualización 22 julio 2013 18:32

 [Bloomberg] 


Notimex
 
Más allá de sus resultados financieros, Microsoft enfrenta dificultades estratégicas de largo plazo que podrían condicionar los movimientos de sus acciones en el futuro, advierte Andrés Cardenal, Sala de Inversión América.

En un análisis, comenta que tan solo el pasado viernes las acciones de la emisora dedicada al sector del software se desplomaron más de 10% cuando reportó resultados por debajo de los estimados.

Refiere que según la consultora Gartner, las ventas de PCs cayeron 10.90% en el segundo trimestre de 2013 (el quinto consecutivo), el mayor período de contracción del que se tenga registro para la industria, debido al "boom" de los dispositivos móviles, lo que representa "un desafío al que la compañía no ha logrado adaptarse".

El analistas detalla que Microsoft reportó costos por 900 millones de dólares en el último trimestre debido a la reducción de inventarios de su dispositivo Surface y redujo en más de 20 por ciento los precios de este producto la semana pasada, lo que demuestra que no ha estado a la altura de las expectativas.

Además, señala, el mercado de tabletas está tomando una configuración similar a la de los teléfonos inteligentes; mientras Apple (AAPL) lidera el segmento de alta gama, otros fabricantes como Samsung ganan terreno con equipos de bajo costo gracias a la popularidad del sistema operativo Android, de Google (GOOG).

Dado que Microsoft no ha logrado integrarse con efectividad en este negocio, se encuentra en una situación de vulnerabilidad en la medida en que estos productos están reemplazando a las PCs y afectando las ventas del Windows, abunda.

Y es que la compañía introdujo recientemente una nueva versión de su sistema operativo para tratar de revitalizar sus ventas, pero ha tenido una fría recepción por parte de los consumidores, lo que puede resultar preocupante de cara a los próximos trimestres.

En su opinión, si la nueva versión de su sistema operativo fracasara, la compañía sufriría un doble golpe: por un lado la declinación en las ventas de PCs y al mismo tiempo la pérdida de participación de mercado frente a otras alternativas.

De hecho, Apple ha ganado terreno frente a Microsoft dentro de las computadoras personales y las Chromebooks que funcionan con el sistema operativo Google Chrome se posicionan como alternativas de bajo costo frente a los modelos que utilizan Windows.

"En conclusión, Microsoft ha quedado retrasado respeto a muchas de las principales tendencias tecnológicas de la última década como el boom de los dispositivos móviles, la publicidad online o las redes sociales, entre otros", manifiesta en su análisis.

De ahí, subraya, la compañía necesita una fuerte transformación en su cultura de innovación y desarrollo de productos para recuperar parte del terreno perdido.

En caso contrario, continuaría perdiendo relevancia dentro de la industria tecnológica y esto tendría consecuencia negativas sobre la performance financiera de su negocio, advierte.