Empresas

Mezcal, fuente de ingresos de 25 mil familias en Oaxaca

La falta de regulación por parte de autoridades estatales hacia las empresas tequileras que compran el maguey en el estado ha desencadenado una crisis de subsistencia para las comunidades productoras de mezcal. 
Evlin Aragón/corresponsal
27 abril 2014 19:25 Última actualización 27 abril 2014 19:25
Etiquetas
Agave Azul BLOOMBERG

La cactácea Agave tequilana weber se ha convertido en objeto de estudio de los científicos debido a sus amplias propiedades. (Bloomberg)

OAXACA.- En Oaxaca la industria del mezcal es una de las pocas actividades económicas que mantiene con vida a comunidades enteras, siendo la principal fuente de ingresos de alrededor de 25 mil familias en más de 146 localidades mayoritariamente indígenas.

Sin embargo esta atraviesa una seria crisis de subsistencia ante la falta de comercialización efectiva y redituable para quienes se dedican a esta, debido a que las ganancias se quedan en los intermediarios.

Y es que no es nueva la información en cuanto a que un litro de mezcal que a granel los productores podrían vender en aproximadamente 40 pesos, los revendedores lo ofrecen entre 100 y mil pesos dependiendo del envasado; situación a la que hay que agregarle el desabasto de maguey o agave que avizoran las y los productores, derivado de la poca o nula atención que se le ha dado a su producción.

De acuerdo con Abel Alcántara Hidalgo, representante de la Asociación Civil Maestros del Mezcal, misma que alberga a 450 productores de la bebida de forma artesanal, no existe una regulación por parte de las autoridades estatales, hacia las empresas tequileras que compran el maguey en el estado, lo cual ha derivado en un saqueo voraz del mismo y en consecuencia la reducción de la materia prima para la realización de la bebida tradicional en Oaxaca.

"Se lo están llevando sin medida ni clemencia, no les importa si tiene dos o tres años, si ha cumplido con su ciclo de maduración, sino que las tequileras arrasan y se los llevan, lo que sin lugar a duda provocara en menos tiempo del que pensamos una crisis con consecuencias para las familias más pobres que viven de la producción artesanal, y que ni siquiera son reconocidas como productoras de la bebida" dijo.

Razón por la que Alcántara Hidalgo explicó, es fundamental poner atención en la siembra del maguey, el cuidado de agave silvestres, la elaboración de fertilizantes para la lucha contra las plagas, hasta la promoción y comercialización del mezcal pasando por el mejoramiento de los palenques para que mantengan la forma tradicional de hacer la bebida, reconocida mayormente a nivel internacional, para darle continuidad a la pequeña producción e industria que da vida a muchas comunidades en el estado.

De igual forma detalló que existe una absoluta omisión por parte de las autoridades estatales y federales encargadas del medio rural, así como de la economía local, para atender la problemática que dijo no es menor en un estado donde más de 100 localidades se dedican a su producción de forma tradicional, privilegiando únicamente a los pocos que con grandes esfuerzos han logrado industrializar el procesos de elaboración de la bebida.

"Paradójicamente es el mezcal tradicional el que se ha puesto de moda en las principales capitales del mundo como: Nueva York, San Francisco, Londres, París, Barcelona, entre otros, y sin embargo en la entidad se desaprovecha el potencial que esta bebida tiene, al no apoyar su producción y mucho menos a las personas que de ella dependen" concluyó

En este mismo sentido el empresario mezcalero Ulises Torrentera también ha recriminado que no existan políticas públicas estatales para preservar variedades endémicas, ni apoyos para que los verdaderos productores hagan su propia marca, derivando en la fuga de capital cuando llegan personas de otras partes del mundo, hacen su marca y venden un trago de mezcal hasta en 200 dólares, cuando en Oaxaca el litro de la bebida se puede conseguir hasta en sólo 40 pesos.