Empresas

México y Perú, futuro de los ingresos de Odebrecht

El conglomerado Odebrecht proyecta que con sus proyectos en México y Perú, el 55 por ciento de su ingreso total se origine fuera de Brasil, su país de origen. 
Redacción
04 mayo 2015 15:0 Última actualización 04 mayo 2015 15:0
Planta Etileno XXI. (Axel Sánchez)

Planta Etileno XXI.

El conglomerado brasileño Odebrecht, que controla negocios y empresas de energía y petroquímica, dijo que con las operaciones del Complejo Petroquímico Etileno XXI, que se construye en Coatzacoalcos, Veracruz, junto con la Central Hidroeléctrica de Chaglla, Perú, la proyección es que 55 por ciento de su ingreso total se origine fuera de su país.

En su reporte al cierre de 2014, la empresa destacó que la prioridad es mantener los niveles de liquidez sólidos, con foco en la ejecución de conquistas contratadas en los últimos años, que ya aseguran un crecimiento del margen EBITDA para 2015-2017 del 19 por ciento promedio anual.

“El ingreso bruto alcanzó 107 mil 700 millones de reales (45 mil 800 millones de dólares, un aumento de 11 por ciento respecto a lo reportado en 2013, cuando fueron 96 mil 900 millones de reales (44 mil 900 millones de dólares)”, destacó la compañía.

Remarcó que la conclusión en 2015 de grandes proyectos, por ejemplo Etileno XXI y la Hidroeléctrica de Chaglla, resultará en un aumento de la generación de caja e importante reducción del endeudamiento para los próximos años.

Odebrecht invirtió durante el año pasado 5 mil 400 millones de dólares en diversos proyectos y ampliaciones, nivel semejante al registrado en el año anterior.

El valor incluye mil 300 millones de dólares para el proyecto Etileno XXI que realiza con la mexicana Idesa, mientras que destinó 800 millones en Odebrecht Transport, 600 millones en Odebrecht Latinvest, 600 millones en Odebrecht Ambiental, 600 millones en Enseada Industria Naval, y 300 millones de la Central Hidroeléctrica de Chaglla.

La inversión prevista para 2015 será de 4 mil 100 millones de dólares, sobre todo en proyectos en etapa de implantación, cuyos financiamientos ya están contratados.

En 2014, la Organización registró una deuda neta de 63 mil 300 millones de reales (23 mil 800 millones de dólares), crecimiento de 21 por ciento lo que refleja las inversiones realizadas.