Empresas

México, trampolín para biotecnológicas: Cofepris

Julio Sánchez y Tepoz, comisionado de Fomento Sanitario de la Cofepris negó que la regulación para realizar investigaciones clínicas y aprobar medicamentos biotecnológicos en México tenga algún vacío y aseguró que es robusta y reconocida, lo que ha motivado a que estas empresas inviertan en el país.
Redacción
14 junio 2015 22:1 Última actualización 15 junio 2015 4:55
Cofepris

La Cofepris asegura que en México no hay un vacío legal en el tema de biotecnología, al contrario, cuenta con herramientas jurídicas y prácticas. (Cuartoscuro)

Julio Sánchez y Tepoz, comisionado de Fomento Sanitario de la Comisión Federal de la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), rechazó que la regulación para realizar investigaciones clínicas y aprobar medicamentos biotecnológicos en México sea laxa o tenga algún vacío.

La semana pasada, El Financiero publicó que empresas de biotecnología han llegado a México debido a que las normas son menos estrictas que en Estados Unidos.

Sin embargo, el funcionario aseguró que la regulación es robusta, acelerada y reconocida por instituciones internacionales, lo que ha motivado a que este tipo de empresas inviertan en el país.

“Hoy México puede ser trampolín, puesto que el registo de la Cofepris tiene un valor a nivel mundial. Por los reconocimientos de la Cofepris ante la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud hay intenciones claras de empresas trasnacionales de venir a producir biotecnología en México. No es porque la regulación sea laxa, sino porque tenemos todas las herramientas jurídicas, infraestructura y el órgano adecuado, conforme a las mejores prácticas para autorizar biotecnológicos”, dijo.

Antes de que una de estas firmas comience a hacer pruebas en México, debe emitir una solicitud de protocolo clínico ante la Cofepris, donde un área conformada por científicos, médicos, biólogos y químicos se encarga de analizar la solicitud, detalló Sánchez y Tepoz.

Este departamento supervisa los elementos metodológicos y científicos de una investigación, como cuál es la sustancia, cómo se compone, las fórmulas que se utilizan, efectos terapéuticos, si se hará entre pacientes, en cuántos y los elementos clínicos, médicos y estadísticos que deben estar en el estudio.

Sánchez y Tepoz destacó que la institución ha hecho esfuerzos para que las resoluciones se emitan en 30 días.

“Imagínate que quieren hacer una investigación en un país y se tarda 8 meses y hay otras autoridades que nos tardamos 30 días o menos, eso da mucha certeza a las compañías para poder tomar decisiones de negocios e inversiones en México”, resaltó.