Empresas

México se rezaga frente
a EU y Brasil en oficinas
y centros comerciales

Los precios de renta de oficinas y centros comerciales en México se ubican por arriba de otras metrópolis, pues el país aún se encuentra lejos de los niveles de construcción de ciudades como Estados Unidos y Brasil.
Ana Valle
22 enero 2015 19:54 Última actualización 23 enero 2015 4:55
Patio Lomas Estrella

Centro comercial: Patio Lomas Estrella Área rentable (m2): 21200 Desarrollador: MRP Apertura: 2015 Ciudad: México

Pese al boom en la construcción de oficinas y centros comerciales en el Distrito Federal, el país aún se encuentra lejos de los niveles de ciudades en Brasil y Estados Unidos, lo que provoca que los precios de renta de este tipo de espacios se ubiquen por arriba de otras metrópolis, coincidieron expertos de firmas de servicios inmobiliarios.

La Ciudad de México tiene precios de renta por encima de algunas ciudades de Estados Unidos, como los Ángeles, donde el arrendamiento por metro cuadrado se sitúa en 34 dólares, mientras que en la capital del país hay edificios que alcanzan los 40 dólares por metro, en mercados como Reforma o Lomas-Palmas, de acuerdo con datos de JLL.

En el caso de centros comerciales, la penetración de estos espacios apenas equivale a 0.1 metros cuadrados por persona, mientras que en otras ciudades, como Sao Paulo, en Brasil, es de 0.4 y en Estados Unidos, en promedio, llega a 4.3 metros cuadrados por habitante, según Colliers International.

Desde 2009 el sector inmobiliario ha experimentado un crecimiento importante en la Ciudad de México, con un incremento de 33 por ciento en el área rentable de oficinas y centros comerciales, hoy ambos sectores suman 8.8 millones de metros cuadrados; sin embargo, la penetración respecto al tamaño de la ciudad y el nivel del PIB per cápita se queda corta, señalaron especialistas.

En la Ciudad de México hay un PIB per cápita de 8 mil dólares por cada metro cuadrado de oficinas, por lo que faltan alrededor de 3.5 millones de metros cuadrados, si se compara con otras metrópolis, lo que equivaldría a añadir 80 por ciento del inventario actual de la capital. En contraste, Los Ángeles tiene un PIB de 35 mil dólares por cada metro de oficinas, detalló Héctor Klerian, vicepresidente de JLL México.

“Si comparas el Producto Interno Bruto (PIB) con la superficie rentable de la Ciudad, aún faltan muchos metros por construirse, ya que estamos aún lejos de ciudades con características económicas similares, como Los Ángeles”, explicó.

FALTA ESPACIO

Todavía faltan oficinas de alta calidad, que lleguen a suplir edificios más viejos, con el fin de captar la demanda existente y la que podría llegar en los siguientes años, si la recuperación económica prospera, consideró José Luis Rubí, Market Research Manager de Cushman & Wakefield México.

“Hay un buen campo para que la demanda de oficinas siga creciendo, hay un panorama optimista en que habrá una gran demanda de oficinas de empresas donde esté creciendo el empleo, como el sector financiero, de tecnologías de la información y comercio”, dijo Rubí.

En la Ciudad de México hay en construcción un millón 367 mil metros cuadrado de oficinas clase A y A+, que se pondrán en operación hacia 2017, según información de CBRE.

En espacios comerciales, Luis Llaca, vicepresidente de CBRE México, explicó que si bien se puede observar cierta saturación comercial en algunas zonas de la capital, la elevada densidad poblacional en algunas partes y la demanda por centros comerciales con diferentes vocaciones hace necesario seguir construyendo, tomando en cuenta el crecimiento de la población hacia los siguientes años.

Al cierre del año pasado, la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara concentraban el 40 por ciento de los centros comerciales del país, y en los siguientes tres años tan sólo las dos primeras tendrán el 65 por ciento, estima CBRE. Sin embargo, se espera que ciudades medianas, como Puebla, Tijuana, Cancún y Ciudad Juárez incrementen su oferta.

Da clic en la imagen para agrandarla

El crecimiento del mercado de oficinas en la Ciudad de México refleja un aumento de renta superior que al de otros ciudades de la región.