Empresas

México recibe ocho llantas por cada una que exporta

Para fabricar las llantas que se producen en México, el 65% de los insumos son en dólares lo que afecta en el precio al consumidor, y aunado a la falta de oferta, deriva en altos índices de importación.
Axel Sánchez
27 marzo 2017 22:38 Última actualización 28 marzo 2017 4:55
Llantas Pirelli (Bloomberg)

Llantas Pirelli (Bloomberg)

Aunque México exporta tres autos por cada uno de los que importa, en el negocio de los neumáticos la situación es distinta. Si bien 2016 marcó un récord histórico en la producción de llantas al alcanzar las 23.4 millones de unidades, el déficit del sector es cada vez más grande, pues por cada neumático que se manda al extranjero, se reciben ocho en el país.

Expertos y directivos de empresas fabricantes explicaron que esto refleja la falta de oferta en México, el encarecimiento de los insumos para su fabricación -dado que alrededor del 65 por ciento son importados y en dólares- y de la necesidad de llantas que no se hacen en el territorio nacional.

Información del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) de la Secretaría de Economía (SE) muestra que del país salieron a otros mercados 17 millones de ruedas, principalmente para autos y camionetas, al tiempo que se recibieron 133.7 millones de unidades, principalmente de Estados Unidos.

La mexicana
Grupo Kuo es la principal proveedora de resinas para fabricar hules sintéticos para llantas en el país, pero se espera que en el futuro haya más firmas nacionales

“Es necesario importar llantas, porque eso permite a las empresas poner en la línea de producción menos medidas, con lo que evitan hacer cambios de moldes a cada rato, mejorando la productividad, producen más de lo necesario en el país con una medida, y las que no hacen las traen de otras naciones, principalmente de Estados Unidos”, explicó José Francisco Martha, director general de la Cámara Nacional de la Industria Hulera (CNIH).

En entrevista previa, Tom Gravalos, director general de Pirelli en México, reconoció que la capacidad actual de fabricación de la industria nacional, incluso al sumar la que se desarrolla, no puede cubrir la demanda del mercado doméstico, por lo que se tienen que importar llantas.

En 2014 la industria llegó incluso a importar 30 llantas por cada una exportada; sin embargo, ese fue un año atípico ya que se elevó la entrada de neumáticos que no cumplían con la norma oficial mexicana. Aún con eso, el país regresó a los niveles que presenta desde la crisis económica del 2009.

65 por ciento
De los insumos que se usan en la fabricación de llantas son importados.

Datos de Economía indican que la introducción de neumáticos para camiones, tractocamiones y autobuses fue la que más impulsó la importación en 2016, al tiempo que se redujo el peso de las unidades enfocadas a autos y camionetas.

En 2015 el 60 por ciento de las llantas que llegaron al país fueron para autos ligeros y 29 por ciento para pesados. Sin embargo, un año después, representaron 44 y 40 por ciento del total, respectivamente.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dijo que el alza en ventas de camiones pesados en el país durante 2016 fue la mejor en siete años, al superar las 39 mil unidades.

“A pesar de que 2016 presenta buenos números, en ANPACT estamos seguros que el mercado interno tiene un potencial de crecimiento aún mayor, y que mediante medidas como el programa de renovación vehicular podemos hacer un mercado robusto”, agregó.

José Francisco Martha, director general de la CNIH, dijo que se importan principalmente ciertos tipos de llantas para camiones, necesarios para la actividad económica como la construcción y carga.

Destacó que de las llantas que se fabrican en México, cerca de 65 por ciento de los insumos son importados, por lo que una mayor fortaleza del dólar sobre el peso afecta los costos de las empresas que no pueden repercutirlos en su totalidad en los precios al consumidor.

1
ENTORNO DIFÍCIL PARA 2017

 

Pirelli (Bloomberg)

Según los expertos, para 2017 el mercado de neumáticos en México estará bajo presión dado que el dólar se mantendrá caro frente al peso.

“El mercado de reemplazo en términos generales lo veo bajo presión, por lo que ocurre en el tipo de cambio. Vamos a ver una presión fuerte en todo que se importa (llantas e insumos), eso nos afecta porque mucha de la materia prima se trae de fuera”, comentó Tom Gravalos, CEO de Pirelli en una carta dirigida a la Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas y Plantas Renovadoras (Andellac).

Información del INEGI y de la Secretaría de Economía muestra que la oferta de neumáticos para el mercado interno fue de 118.2 millones de unidades en 2016, una reducción de 38.8 por ciento comparado con lo reportado un año antes.

“Este 2017 será un año de muchos retos, en donde tendremos que construir una realidad diferente”, comentó Elizabeth Ventura, presidenta de la Andellac.

llantas