Empresas

México negocia libre comercio de autos con Brasil

El gobierno de México pretende que en marzo se regrese al libre comercio de automóviles con Brasil, que quiere mantener el sistema de cuotas a la importación, como se viene haciendo desde hace tres años. 
Reuters
19 febrero 2015 13:12 Última actualización 19 febrero 2015 13:12
[Bloomberg] La competencia global entre las automotrices se está volviendo más severa. 

[Bloomberg] La competencia global entre las automotrices se está volviendo más severa.

México considera fundamental regresar al libre comercio automotor con Brasil en marzo, como pactaron ambos países cuando renegociaron un acuerdo que limitó las importaciones recíprocas de autos livianos, afirmó el subsecretario de Comercio Exterior de México, Francisco de Rosenzweig.

Una comisión del gobierno de México tiene previsto reunirse con autoridades brasileñas, en Brasilia, para iniciar la renegociación del acuerdo, dado que el gigante sudamericano quiere seguir con un sistema de cuotas de importación -como se convino en 2012 por tres años- e incluso hacer algunos ajustes.

"Para nosotros es fundamental regresar al libre comercio en marzo como se había acordado", dijo Rosenzweig en una entrevista telefónica, en la que evitó responder otras consultas sobre la posición que ha manifestado Brasil.

La semana pasada, el ministro de Comercio brasileño, Armando Monteiro, dijo en Washington que su Gobierno buscará renovar el Acuerdo de Complementación Económica No.55 (ACE 55) y no retornar al libre comercio desde el mes que viene.

A la pregunta de si una opción puede incluir reducir cuotas, Monteiro dijo: "No descartaría esa posibilidad, pero preferiría decir que algo que no veo es la probabilidad de un incremento de cuotas".

Rosenzweig declinó comentar sobre la posibilidad de que Brasil ofrezca reducir las cuotas vigentes.

El propio secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, dijo la semana pasada que él iba "a poner en la mesa todo lo necesario para que regresemos al libre comercio (...) Para que tengas credibilidad, lo primero que tienes que hacer es respetar tus acuerdos".

Brasil, acosado por una desaceleración económica y una baja en los precios de materias primas claves que exporta, registró en 2014 su primer déficit comercial en 14 años de cerca de 4 mil millones de dólares.

Su industria automotriz, que contribuye con una cuarta parte de la producción industrial del país, se ha convertido en un dolor de cabeza para la presidenta Dilma Rousseff.

Una fuente en Brasil dijo que su país tuvo en 2014 un déficit de mil 200 millones de dólares con México en el comercio de autos y autopartes, por lo que querían renegociar el ACE 55.