Empresas

México ‘le da la vuelta’
a Brasil en autopartes

Entre enero y mayo del 2014, México colocó más autopartes en el mercado brasileño que las que recibió para la fabricación de automóviles procedentes de ese país, situación que ocurre por primera vez, según datos del Ministerio de Desarrollo y Comercio Exterior del Gobierno de Brasil.
 [La producción de la compañía de autopartes estará destinada al mercado estadounidense / Bloomberg]  

[La producción de la compañía de autopartes estará destinada al mercado estadounidense / Bloomberg]

Por primera vez, México colocó más autopartes en el mercado brasileño que las que recibió para la fabricación de automóviles procedentes de ese país.

Información del Ministerio de Desarrollo y Comercio Exterior del Gobierno de Brasil expone que en entre enero y mayo del 2014 las importaciones de autopartes provenientes de México crecieron 30 por ciento, mientras que sus exportaciones se redujeron 12 por ciento.

Con ello, México logró que la balanza comercial con Brasil, en lo que se refiere a las autopartes fuera superavitaria en 120 millones de dólares.

En los primeros cinco meses del presente año, 19 de los 100 productos que México exportó a Brasil fueron autopartes y generaron un valor de 260 millones de dólares.

Es la primera vez que el sector muestra datos superavitarios en la balanza comercial, debido que al cierre de 2013 las exportaciones a Brasil fueron de 855.5 millones de dólares, mientras que las importaciones ascendieron a 957.6 millones.

Publicaciones brasileñas consideraron que las autopartes mexicanas, junto con las provistas por Corea del Sur, podrían correr una suerte similar a la de los autos que se exportan a Brasil.

Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), comentó que hay cierta preocupación porque este hecho cause que el país sudamericano quiera cambiar los términos comerciales así como sucedió con el Acuerdo de Complementación Económica Número 55 que permitía el libre comercio de automóviles.

Ante esto, empresas fabricantes de autopartes mexicanas han optado por colocar plantas en Brasil, logrando contratos con empresas productoras de autos y camiones, como es el caso de San Luis Rassini Corporación.

“Mientras