Empresas

México baja dos lugares en estudio de Doing Business

10 febrero 2014 4:18 Última actualización 28 octubre 2013 19:46

[México ocupa el puesto 53 de un total de 189 naciones para hacer negocios. / Cuartoscuro] 


   
Ivette Saldaña


 
 
México retrocedió dos lugares en el estudio Doing Business o Facilidad para Hacer Negocios 2014, del 51 bajó al 53, entre un total de 189 países. La caída se da a pesar de que el Banco Mundial, encargado de hacer el reporte, contabilizó tres grandes cambios hechos en el último año.


 
Ese sitio ubica a México en el cuarto lugar de Latinoamérica, al superarlo Chile (34), Perú (42) y  Colombia (43). En los primeros lugares se mantuvo Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Dinamarca. 


 
En el Doing Business del año pasado, México se ubicó originalmente en el sitio 48, pero tras los ajustes que hizo recientemente el Banco Mundial a dicho estudio subió al lugar 51.


 
La caída que registró el país se debió a que se le bajaron las calificaciones en 5 de los 10 pilares que se revisan en el estudio. En Pago de Impuesto  bajó del 114 al 118; en Permisos de Construcción del 40 al 41; en Apertura de un negocio del 41 al 48; en Registro de Propiedad del 145 al 150 y en Protección a inversionistas del 67 al 68.
 
 
En el rubro de Permisos de Construcción avanzamos del 41 al 40, a pesar de que aumentaron los días para obtenerlo, subió el costo y hasta se alargó el proceso. El número de días para obtener un Permiso de Construcción subió de 10 a 11 y de 69 a 82 días, al igual que el costo (como porcentaje del ingreso per cápita) que se incrementó de 322.7 a 353.1 por ciento.


 
Cabe mencionar que las tres grandes mejoras o cambios que reconoce el Banco Mundial en el estudio Facilidad para Hacer Negocios 2014 están en:
 
 
- Electricidad, al  haber más eficiencia en Comisión Federal de Electricidad con el sistema por el cual se aprueba una nueva conexión para una empresa con el método de que “la falta de respuesta significa consentimiento o aprobación” del servicio.


 
- La creación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, que digitaliza los trámites de importaciones y exportaciones
 
 
- La creación de tribunales que permiten juicios orales, tanto para asuntos comerciales como civiles.