Empresas

México, aún lejos de producir y exportar startups de ‘grandes ligas’

Ante el panorama nacional, ‘startuperos’ optan por migrar con sus ideas al exterior. De acuerdo con expertos del sector, se requiere más sofisticación y coaching en sectores como el de tecnología, así como mayor apoyo e inversiones. 
Ana Martínez
13 marzo 2014 20:2 Última actualización 27 marzo 2014 17:0
[Bloomberg] A través del Startup Weekend Ciudad de México, los participantes deberán demostrar que su idea emprendedora es viable para convertirse en negocio. 

[Bloomberg] A través del Startup Weekend Ciudad de México, los participantes deberán demostrar que su idea emprendedora es viable para convertirse en negocio.

México aún está lejos de producir startups de ‘grandes ligas’ como la argentina MercadoLibre, que cotiza en el Nasdaq de Nueva York.

Directivos y expertos consideran que al ecosistema emprendedor mexicano le falta expandirse, madurar y acaparar mayores recursos para que el país pueda presumir la primera gran salida al mercado de una startup nacional o su integración a una firma multinacional.

“El ecosistema es muy joven todavía, las aceleradoras no existían hace tres años y las inversiones que realizamos en startups son muy pequeñas. Se necesita que este ambiente crezca y madure para tener un caso de lanzamiento exitoso, que podremos ver en algunos años”, dijo Eduardo Morelos, director de Wayra Academy en México.

De acuerdo con los principales fondos de aceleración de empresas que invierten en el talento mexicano como; Wayra, Naranya Labs, Venture Institute, 500 Startups e Intangible, hay 114 startups tecnológicas en el país.

Sin embargo, definir una cifra exacta para todos los ramos del ecosistema emprendedor no es posible, ya que algunos negocios no entran a los sistemas de fondos de inversión, incubadoras de negocios o apoyos financieros del gobierno que proporciona el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

El ciclo de crecimiento de una startup tecnológica pasa por las etapas de incubación, donde la idea de los emprendedores debe transformarse en una empresa en un máximo de seis meses, para después conseguir capital semilla e inversión ángel por hasta 50 mil dólares y atraer venture capital para salir al mercado.

Una vez afuera, necesitarán de una segunda ronda de fondeo de expansión, cercana a los 2 millones de dólares, antes de pensar en una salida a gran escala.

Para Federico Casas, socio fundador de la firma ‘Intangible’, otro de los problemas de los ‘startuperos’ mexicanos está en su falta de sofisticación.

“Se le da dinero a emprendedores muy jóvenes y muy talentosos que no saben gastarlo, por eso muchas empresas fracasan en menos de un año”, explicó.

Esto, añadió, genera un círculo de frustración en los jóvenes que deriva en fugas de capital de todo tipo, pues difícilmente volverán a arriesgarse con otra de sus ideas.

A pesar de que el Inadem contará este año con 9 mil 377 millones de pesos para apoyar proyectos de emprendimiento en 24 convocatorias, los empresarios tecnológicos de México prefieren buscar fondos en el extranjero o la iniciativa privada.

“Con el gobierno es difícil, es un proceso muy burocrático y en un mes de papeleo puede morir una startup”, dijo Linda Franco, directora de Machina Wearable Tech.

Los emprendedores Pablo Rivera y Manolo Díaz buscaron inversionistas fuera de México para lanzar sus empresas porque piensan que en el país, quienes tienen dinero, prefieren darlo a negocios más tradicionales, en vez de apostar por proyectos disruptivos.

“Si me hubiera quedado en México, jamás habría obtenido capital para Yogome”, dijo Díaz, fundador de esta firma de videojuegos educativos con reconocimiento en EU y Filipinas.

“estados