Empresas

Mexichem prevé superar desabasto de VCM por explosión en Pajaritos

El fabricante de tubos de plástico más grande del mundo confía en que la escasez actual no será grave debido a la poca dependencia que actualmente tiene de la producción de VCM. 
Reuters
27 abril 2016 9:30 Última actualización 27 abril 2016 9:55
PVC

[Reuters]  La compra fortalecerá la posición competitiva de Mexichem en Norteamérica.

Mexichem, el fabricante de tubos de plástico más grande del mundo y un importante productor de químicos, considera que el desabasto momentáneo que experimenta de monómero de cloruro de vinilo por la explosión en una planta productora de ese material en Coatzacoalcos, Veracruz, será algo temporal que logrará superar en las próximas semanas.

La empresa, con sede en la Ciudad de México, está confiada en que la escasez actual no será grave por la poca dependencia que a la fecha tiene de la producción de VCM, como mejor se conoce el material, de la planta siniestrada y propiedad de su filial Petroquímica Mexicana de Vinilos, o PVM.

"Menos del 10%, es decir, alrededor de 170 mil toneladas (del VCM que requerimos), fueron abastecidas por PMV en 2015, el 90% restante es abastecido por diversos proveedores a nivel mundial, por lo que el impacto de la explosión es acotado en nuestras operaciones totales", dijo Mexichem en respuesta a preguntas enviadas por Reuters vía correo electrónico.

La escasa dependencia de la empresa del VCM que producía su filial podrá tranquilizar a los inversionistas, quienes temían estragos en otras líneas de producción tras la explosión que costó la vida 32 trabajadores y que dejó decenas de heridos.

Uno de los efectos secundarios que los inversionistas más temían recaía sobre las capacidades productivas de Mexichem de policloruro de vinilo, o PVC, un material crucial para la fabricación de plásticos, entre ellos los mismos tubos de la compañía.

Dado que para fabricar PVC es indispensable contar con VCM, muchos inversionistas temieron una interrupción de la cadena productiva del primer material, y con él de otros productos.

Sin embargo, la empresa dijo que no existe motivo de preocupación dado que el desabasto actual que generó el siniestro podrá superarse en las próximas semanas a través de la importación de VCM.

"Nos encontramos revisando con nuestros otros proveedores terceros las opciones que nos permitirán regularizar completamente el abastecimiento de este insumo para que en los meses subsecuentes, en julio, tengamos al 100 por ciento estable la operación", agregó Mexichem en sus respuestas.

Un posible candidato para abastecer a Mexichem del VCM faltante podría ser la empresa OxyChem, que manufactura el material en dos plantas ubicadas cerca de México, en el estado de Texas.

La empresa estadounidense, que incluso está edificando un cracker de etileno en asociación con Mexichem, también en Texas, en la localidad de Ingleside, declinó comentar a Sentido Común sobre si se habían puesto en contacto con ella ejecutivos de la empresa mexicana para adquirir VCM.

Para los analistas, la información de que Mexichem solo dependía en 10 por ciento del abasto de VCM de su planta en Coatzacoalcos, ubicada en el complejo petroquímico de Pajaritos, resultó una buena noticia.

"Mexichem puede recurrir a otros proveedores y esperamos que el impacto a la producción de PVC sea limitado", escribió Pedro Medeiros, analista de Mexichem con la casa de bolsa Acciones y Valores Banamex, en un reporte.

La acción de Mexichem, de hecho, avanzó dos por ciento en la bolsa, su segunda alza consecutiva para cerrar en 42.85 pesos, luego que la semana pasada cayó 8.4 por ciento tras la explosión en la planta de PVM. El índice de la bolsa terminó la jornada con una caída de 0.4 por ciento.

El alza acumulada de los dos últimos días de Mexichem es de 2.4 por ciento.

En lo que va del año, los títulos de Mexichem registran unas ganancia de 11.6 por ciento, mientras que el índice reporta un alza de 5.7 por ciento.

Claro que las altas posibilidades de que Mexichem pueda resarcir el abasto de VCM en el corto plazo, no deja de implicar problemas en las siguientes semanas para la compañía mientras regulariza los suministros de ese material.

De ahí que la semana pasada dos de sus filiales productoras de PVC (Mexichem Resinas Colombia y Mexichem Resinas Vinílicas) advirtieran a sus clientes que tendrán que ir asignando ese material hasta que se normalicen las entregas de VCM.

No es claro cuál será el impacto financiero para Mexichem de su necesidad de tener que importar VCM y de la reducción de la producción de PVC mientras logra reemplazar el abasto de ese material.

Medeiros de Banamex estimó que la disrupción de la producción de VCM y de etileno, que también producía la empresa en Veracruz, tendrá un impacto de alrededor de 80 millones de dólares al año, o 8 por ciento de las utilidades antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización estimadas para este año.

Claro que también ejecutivos de Mexichem han dicho que la explosión no dañó el cracker de etileno que tenía su filial PVM, una asociación en participación con la empresa petrolera estatal, Petróleos Mexicanos, por lo que esa planta podría reanudar operaciones mucho antes de que concluyan las labores de reconstrucción del sitio siniestrado.

: