Empresas

Mexichem declara fuerza mayor en un contrato tras explosión en Pajaritos

La compañía recurre a esta figura, que le liberaría de demandas, luego del incidente en la planta que opera junto con Pemex y que ha dejado al menos 24 muertos.
Reuters
22 abril 2016 15:30 Última actualización 22 abril 2016 16:19
pajaritos

[Reuters]  La compra fortalecerá la posición competitiva de Mexichem en Norteamérica.

Fuerza mayor
Una figura que le liberaría de demandas contractuales, debido a eventos que no se pueden prever o evitar.

La empresa petroquímica mexicana Mexichem ha declarado fuerza mayor en un contrato interno de su unidad PMV, que controla en asociación con la estatal Pemex, tras un estallido en una planta de cloruro de vinilo en el sur de México que dejó al menos 24 fallecidos, dijo este viernes su director general.

El ejecutivo, Antonio Carrillo, dijo a Reuters en una breve entrevista telefónica que la empresa está en el proceso de evaluar los daños causados a su planta en Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz, que aseguró representa cerca de un cuatro por ciento de sus ventas anuales.

Una fuerte explosión sacudió el miércoles por la tarde la planta, parte del masivo complejo petroquímico de Pajaritos, tras una posible fuga de químicos que arrojó una oscura columna de humo y que según testigos sacudió la localidad.

Carrillo dijo que Mexichem, un importante productor del plástico PVC, es el único comprador de la materia prima de PMV.

Mexichem, que tiene previsto reportar sus resultados del primer trimestre del 2016 la semana próxima, dijo que aún es muy pronto para estimar los daños causados por la explosión, aunque dijo que la unidad de cloruro de vinilo quedó "muy, muy dañada".

En unas cuantas semanas podrían tener una "buena idea" del impacto financiero del incidente para Mexichem, agregó.

Las acciones de la compañía bajaron un 3.36 por ciento el viernes en la bolsa local a un precio de 41.98 pesos. Desde que se suscitó el accidente se han derrumbado más de un 8.0 por ciento.

Carrillo explicó que los trabajadores que fallecieron eran contratistas trabajaban en un proyecto de mejora de la planta, encargado a la firma ICA Fluor.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, dijo el jueves que no había indicios de que alguno de los trabajadores muertos fuera de la petrolera.