Empresas

Mexicanos viajan más
a Canadá para estudiar

Al año, más de 5 mil mexicanos viajan a Canadá para estudiar, y se prevé que hacia 2015 y 2016, la matrícula crezca de forma notable, principalmente el próximo año, cuando entre en vigor la nueva reglamentación del gobierno canadiense que facilita la llegada de nuestros compatriotas a su país.
Claudia Alcántara
27 abril 2015 20:6 Última actualización 28 abril 2015 4:55
Bandera de Canadá, México y Estados Unidos. (Tomada de Presidencia)

Bandera de Canadá, México y Estados Unidos. (Tomada de Presidencia)

En 2015, se espera que el volumen de mexicanos que viajan a Canadá con motivos educativos, ya sea para aprender inglés o estudiar una carrera, crezca hasta 40 por ciento, respecto al año pasado.

Bruno Perron, director general de la agencia CLASS Education, estimó que hacia 2016, cuando entre en vigor la decisión del gobierno canadiense de eliminar las visas a mexicanos que tengan la estadounidense vigente o hayan tenido una canadiense en los últimos 10 años, el crecimiento será superior.

Aunque precisó que si el viaje estudiantil es mayor a seis meses, se requerirá tramitar una visa especial.

“Al año, más de 5 mil mexicanos viajan a Canadá para estudiar y la expectativa es que la matrícula crezca de forma notable durante 2015 y 2016”, señaló Perron.

Su empresa en particular, que desde 1994 ha gestionado trámites de estudios de aproximadamente 10 mil mexicanos, espera llevar entre un 35 a 40 por ciento más jóvenes, respecto a los 600 que trasladó el año pasado.

Toronto, Montreal y Quebec son las principales ciudades que eligen connacionales para estudiar, informó.

Los mexicanos han visto beneficios directos al mandar a sus hijos a estudiar a Canadá, ya que los costos son más competitivos, respecto a Inglaterra y Estados Unidos, e inclusive llegan a ser equiparables a escuelas privadas en México, aseguró el empresario.

“Otro factor que incide en un mayor volumen de viajes de mexicanos a Canadá, es la imagen que tiene el país de seguridad y prestigio, así como la cercanía”, comentó.

La demanda educativa ha evolucionado de campamentos de verano y cursos de idiomas, a carreras universitarias y maestrías, señaló el experto.

Se recupera