Empresas

Empresas mexicanas aprovechan gangas españolas

Alrededor de 12 empresas mexicanas podrían concretar
alguna fusión o adquisición con empresas españolas en los próximos 18 meses, debido a que la crisis económica ha colocado en precios atractivos a las compañías de origen ibérico. 
Ilse Santa Rita
02 abril 2014 15:44 Última actualización 02 abril 2014 15:56
[Sólo 4 de cada 10 microempresarios considera que su compañía aún es frágil: KPMG / Bloomberg]  

[Sólo 4 de cada 10 microempresarios considera que su compañía aún es frágil: KPMG / Bloomberg]

En los próximos 18 meses, alrededor de 12 empresas mexicanas podrían concretar alguna fusión o adquisición con empresas españolas en distintos sectores, debido a que la crisis económica ha colocado en precios atractivos a las compañías de origen ibérico, afirman analistas de KPMG.

Esto representaría un crecimiento de hasta cuatro veces la actividad que registró la firma en 2013 pues del total de transacciones que KPMG apoyó el año pasado a nivel mundial, que van de 300 a 400 operaciones al año, tres fueron entre empresas mexicanas y españolas.

“Las empresas en España no se están regalando, pero sí están a un nivel de precios inferior a los que ahora vemos en México”, dijo Rubén Cruz, socio del Área de Fusiones y Adquisiciones de la consultoría.

“En México, las adquisiciones se están realizando en rangos de 9 y 12 veces su flujo operativo (EBITDA), aunque en algunos casos el múltiplo puede ir hasta 14 veces, mientras en España las operaciones se realizan a múltiplos entre 6 y 8 veces el EBITDA”, expuso por su parte Jorge Riopérez, socio de Transacciones y Reestructuraciones de KPMG de España.

A decir de los especialistas, los sectores más atractivos por sus valuaciones actuales son el de bienes raíces, entretenimiento y consumo, pues se prevé una mejoría en el gasto de las familias; así como el sistema financiero, infraestructura y sector energético.

Riopérez argumentó que el de bienes raíces genera apetito debido a que los bancos están vendiendo activos con descuentos de hasta 75 por ciento sobre su valor pico. Estos inmuebles eventualmente recobrarían su valor conforme la economía se recupere.

Algunos fondos de inversión estadounidenses y europeos, entre ellos Blackstone, ya han detectado esta oportunidad y están tomando posiciones en el sector residencial.

Por otro lado, “el sistema financiero necesitará capital para poder cumplir con las reglas de Basilea III (...) mientras el sector energético también necesita capitalizarse porque el gobierno ya no puede seguir subsidiando estas actividades”, dijo el experto.

Actualmente hay ocho operaciones que se encuentran en negociación con asistencia de la firma, cuyo proceso podría durar de seis meses a un año.

En el último año, se han concretado algunas operaciones donde las empresas mexicanas han aprovechado estas oportunidades. Ese es el caso Sigma alimentos, subsidiaria de Grupo Alfa, que adquirió en noviembre del año pasado 44.7 por ciento de la empresa española Campofrío, líder en el segmento de carnes procesadas en Europa.

La empresa mexicana de transportes ADO llegó a un acuerdo en agosto pasado para comprar Grupo Avanza, firma española dedicada al transporte urbano y en estaciones de autobuses.

Además, en junio pasado, Grupo Financiero Inbursa adquirió una participación de 6.4 por ciento de Caixabank.

“La oportunidad se encuentra en aquellas empresas que tienen un buen desempeño dentro de su actividad, pero que necesitan una inyección de recursos porque tienen niveles muy altos de deuda que les es imposible afrontar”, explicó el especialista.

Los crecimientos de España para 2014 y 2015 todavía se prevén en niveles mínimos; sin embargo, ante las señales de mejoría en algunos indicadores económicos, el Fondo Monetario Internacional mejoró recientemente sus pronóstico para el país. Para 2014, prevé un crecimiento de 0.6 por ciento para España desde un 0.2 por ciento previo; y un 0.8 para 2015 desde un 0.5 por ciento.