Empresas

Mérida contará con nuevo complejo comercial y residencial

El proyecto para el próximo año está integrado por 12 torres que en conjunto tendrán mil 200 departamentos de lujo, una plaza comercial, un hotel de gran turismo y un hospital de especialidad.
Yoisi Moguel / corresponsal
21 junio 2014 20:29 Última actualización 21 junio 2014 20:29
Departamentos de lujo en el DF. (Cuartoscuro)

Departamentos de lujo en el DF. (Cuartoscuro)

MÉRIDA.- En 2015 Mérida contará con un nuevo complejo residencial y comercial, integrado por 12 torres que en conjunto tendrán mil 200 departamentos de lujo, una plaza comercial que prevé tener como tienda ancla el Palacio de Hierro, un hotel de gran turismo y un hospital de especialidad.

Este proyecto será construido por Inmobilia Desarrollos, integrado por inversionistas locales, nacionales y extranjeros, y se ubicará en el norte de la ciudad en el sitio donde por 34 años funcionó la Siderúrgica de Yucatán.

Este desarrollo inmobiliario se sumará a la moderna infraestructura comercial y turística de la capital del estado, al estar muy cerca del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, del Museo del Mundo Maya y de la nueva zona hotelera de Mérida.

El director de Desarrollo Urbano, Federico Sauri Molina, indicó que la firma se encuentra en el proceso de cambio de uso de suelo de una extensión de 6.5 hectáreas con alta plusvalía, que actualmente es de tipo industrial y que pasaría a ser de servicios y con ello se permitiría también la construcción del desarrollo habitacional que se proyecta.

Este complejo contempla mil 200 departamentos de lujo para personas de alto poder adquisitivo, una plaza comercial, hotel de gran turismo, y un hospital privado, a cargo de Inmobilia Desarrollos, cuyas cabezas son Emilio Díaz Castellanos y Roberto Kelleher Vales, también socios del Country Club.

La empresa, dijo se encuentra realizando los estudios de impacto ambiental, de desarrollo urbano y de seguridad, que tienen que ver tanto con las instancias estatales como municipales.

En tanto la compañía inició los trabajos de limpieza y de demolición de las estructuras con las que operaba la siderúrgica desde enero 1976, con un equipo de 70 personas que trabajan a marcha forzada.

Al respecto informó que el posesionario legal de los terrenos de la ex fábrica de acero Siderúrgica de Yucatán solicitó en agosto de 2013 un permiso para el desmantelamiento de las instalaciones, que en octubre de 2010 fueron embargadas por el Sistema de Administración Tributaria por una deuda fiscal de 440 millones de pesos.