Empresas

Mercados se 'alteran'
y ponen en riesgo
ofertas por 2,200 mdd

Ante los ajustes que han tenido los mercados durante el último mes, algunas empresas han pospuesto sus colocaciones planeadas para octubre, tal es el caso de Bimbo y Fibra Shop, así mismo están en riesgo las ofertas accionarias de otras firmas, que en conjunto suman una cifra por 2 mil 200 mdd.
Ana Valle
06 octubre 2014 19:10 Última actualización 07 octubre 2014 4:55
BMV

(Cuartoscuro)

La corrección que han tenido la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y los mercados internacionales a lo largo del último mes provocó que algunas empresas y Fibras comenzaran a posponer sus colocaciones de capital programadas para octubre de este año, aunque analistas no descartan que puedan retomarse hacia el siguiente bimestre.

Empresas como Bimbo, Fibra Shop, Hoteles City, Fibra Hipotecaria y Elementia planean colocaciones por más de 32 mil 300 millones de pesos, equivalentes a cerca de 2 mil 400 millones de dólares, entre ofertas iniciales y subsecuentes (follow-on) en México y el extranjero.

Bimbo y Fibra Shop, las cuales planeaban emitir capital por 7 mil 800 y 5 mil 400 millones de pesos en octubre, respectivamente, decidieron aplazar sus colocaciones ante el ajuste de los mercados y el castigo que sufrieron sus títulos, particularmente en el caso de la primera. Tras tocar un nuevo máximo histórico de 46 mil 357 puntos el pasado 8 de septiembre, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV ha tenido una corrección de 3.3 por ciento al cierre de ayer.

“Están los conflictos geopolíticos en Ucrania, el tema de Siria, Hong Kong y las elecciones en Brasil, que generaron volatilidad en la región; por otro lado, está la expectativa de una política monetaria más restrictiva en Estados Unidos, lo que ha generado cautela y que el Banco Central Europeo pudiera estar implementando estímulos, lo que ha fortalecido al dólar frente a una canasta de divisas, incluido el peso”, explicó Carlos González Tabares, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex.

Si bien las empresas se preparan con tiempo para realizar sus emisiones, un ajuste en el mercado provoca que posterguen sus colocaciones, al considerar que los niveles alcanzados no son aquellos en que buscaban salir, por lo que deciden esperar otra oportunidad para hacerlo, sobre todo, cuando no hay urgencia por los recursos.

En el caso de Grupo Bimbo, la empresa busca mejorar su perfil de vencimientos y estructura financiera, a fin de tener la capacidad de hacer frente a nuevas oportunidades de compra. La coyuntura no le favoreció y sus títulos llegaron a presentar un ajuste de más de 10 por ciento, por lo que decidió postergar la colocación hasta noviembre, dijo hace unos días Marcos Camacho del Área de Relación con Inversionistas de la firma.

Marco Medina, analista de Ve por Más, explicó que pese a la corrección del mercado, han comenzado a conocerse noticias positivas en Estados Unidos, que podrían traer de vuelta el apetito de los inversionistas, haciendo que las ofertas se retomen antes de que concluya el año.

Para el cierre de 2014, Santander estima que el IPC pudiera rebotar y recuperar los 45 mil 500 puntos, comentó Arturo Espinosa, director de Análisis del grupo financiero.

“Se espera que pudiera bajar un poco más y al final de año ver un rebote, la volatilidad ha dependido de factores externos principalmente”, dijo Espinosa.

Los analistas dijeron que la aprobación de las reformas estructurales en México incidieron positivamente para que el mercado alcanzara máximos históricos, mismo motivo por el cual algunas empresas podrían buscar financiamiento, tanto con ofertas iniciales y subsecuentes, así como de deuda, para aprovechar la coyuntura de mayores inversiones.

González destacó el caso de empresas del sector energético como aquellas que pudieran acudir a los mercados en los siguientes meses.

Da clic en la imagen para agrandarla

Mientras que Bimbo y Fibra Shop pospusieron sus colocaciones, hay otras tres empresas esperando un buen momento para salir a colocar capital en la BMV.
La incertidumbre en el ámbito internacional ha provocado que el IPC retroceda 3.3 por ciento, tras haber alcanzado un nuevo máximo histórico el 8 de septiembre.