Empresas

McDonald’s tiene
una nueva receta
contra las bajas ventas

El presidente de la cadena de comida rápida anunció nuevos planes, entre los que se incluyen reorganizarse en cuatro divisiones operativas, pasar algunos restaurantes a franquicias, reducir costos y mejorar la calidad de la comida. 
Bloomberg
04 mayo 2015 8:32 Última actualización 04 mayo 2015 17:20
McDonald's (Bloomberg)

(Bloomberg)

El máximo responsable ejecutivo de McDonald’s Corp. Steve Easterbrook reestructurará la cadena de restaurantes creando cuatro segmentos, con el argumento de que la clave de detener la caída de las ventas es mejorar las operaciones.

La empresa también transferirá más restaurantes a propietarios independientes, reducirá costos y devolverá efectivo a los accionistas, dijo Easterbrook el lunes.

McDonald’s está tratando de frenar el éxodo de clientes que buscan comida de mejor calidad en cadenas como Chipotle o más barata en rivales tradicionales como Burger King y Wendy’s. Easterbrook, que lleva largos años en la compañía, se hizo cargo de McDonald’s en marzo, luego de que la peor caída de ventas en más de una década obligó a su antecesor a dejar su puesto.

“Nuestra recuperación se basará en la excelencia de las operaciones y en gestionar restaurantes muy buenos”, dijo Easterbrook en una videopresentación.

Sin embargo, los inversores no están convencidos de que los planes presentados el lunes bastarán para mejorar las perspectivas de la compañía. Las acciones de McDonald’s cayeron 0.8 por ciento a 97.03 dólares a las 9:38 en Nueva York.

Los inversores quizá esperaban una actualización sobre cuánta deuda está dispuesta a asumir la compañía al devolver dinero a sus accionistas, dijo Will Slabaugh, analista de Stephens Inc. “Eso fue algo que faltó”, señaló. “Todavía no han tocado ese tema”.

McDonald’s dijo hoy que planea devolver este año 9 mil millones de dólares en efectivo a los accionistas a través de dividendos y recompra de acciones. La compañía también proyecta alcanzar el límite superior del objetivo trienal de devolver hasta 20 mil millones de dólares para fin del año que viene.

Pese a la falta de detalles sobre la deuda, Slabaugh dijo que la compañía parece aún “orientarse en la dirección correcta”.

Con otra decisión que podría aumentar la utilidad bruta de McDonald’s, Easterbrook dijo que la empresa transferirá un mayor número de restaurantes a propietarios independientes. La empresa planea tener franquiciado mundialmente el 90 por ciento de sus locales para 2018, por arriba del 81 por ciento actual. Los locales franquiciados suelen ser más rentables porque la compañía corre con una menor proporción del costo de las operaciones.

Mike Andres seguirá comandando el segmento estadounidense de la compañía. Doug Goare, actualmente a cargo de McDonald’s Europa, será presidente del nuevo International Lead Markets, que comprende Australia, Canadá, Francia, el Reino Unido y Alemania. Dave Hoffmann, presidente de McDonald’s Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, que la compañía denomina división APMEA, dirigirá el grupo High-Growth Markets. Ese segmento abarca China, Italia, Polonia y Rusia, entre otros países. Ian Borden, en la actualidad director de finanzas de la división APMEA, presidirá el grupo Foundational Markets, que incluye unos cien países.

La reorganización también supondrá recortar 300 millones de dólares en costos anuales generales y administrativos para fin de 2017.

“Tener grupos de mercados similares bajo la dirección de una sola persona creará urgencia y velocidad”, dijo Easterbrook. “Difundirá la visión más rápido, permitirá una rápida toma de decisiones, eliminará los errores, reducirá los costos e impulsará el crecimiento”.