Empresas

Maxcom, una empresa
sin brújula; analistas perfilan su venta o fusión

Maxcom está concentrada en el mercado de telefonía fija, negocio que no crece, con lo que sus acciones cayeron este martes a mínimos históricos de 1 peso en la BMV y acumula una pérdida de 54% en lo que va de 2015, por lo que los analistas ven como único destino su venta o fusión.
Redacción
08 septiembre 2015 20:47 Última actualización 09 septiembre 2015 10:22
[Maxcom recibió una oferta pública de adquisición forzosa. / Cortesía] 

[Maxcom recibió una oferta pública de adquisición forzosa. / Cortesía]

Maxcom no encuentra el camino del crecimiento y los analistas ven como único destino su venta o fusión en el corto o mediano plazo.

En lo que va del 2015, su acción acumula una caída de 54 por ciento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Este martes alcanzó un precio mínimo histórico, al cerrar la jornada con una baja de 3.6 por ciento y un valor de 1.07 pesos.

Para Fernando Bolaños, analista de Monex, en las condiciones actuales del sector, con la llegada de más competidores, podría llevarle mucho tiempo generar valor, razón por la que su acción ha sido castigada por el público inversionista.

Actualmente, su negocio de telefonía fija es el que le genera más ingresos: mil 710 millones de pesos repartidos en 187 mil clientes.
Sin embargo, el hecho de que esté concentrado en un negocio que no crece ha alejado a los inversionistas y a los posibles compradores.

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la telefonía fija se incrementó sólo 1.1 por ciento al finalizar el 2014. “Este crecimiento marginal puede explicarse en parte como un efecto sustitución de telecomunicaciones móviles por fijas”, expuso el organismo.

Según los especialistas, hace años que se pretende comprar a Maxcom, pero no ha terminado de convencer.

“Probablemente la estructura de los activos que pudieran adquirir no son muy atractivos, pues no ganan un mercado muy rentable. Además, el tema de la deuda (que ascendió a mil 237 millones de pesos al cierre de junio del 2015) la hacen poco atractiva como para concretar una adquisición o simplemente no han llegado a un acuerdo en el precio”, dijo Bolaños.

Fernando Negrete, director de Mediatelecom, apuntó que si un actor del sector mete en la misma canasta a Maxcom y a Axtel, entonces sí podría tener la suficiente infraestructura para poder ser atractiva.

“La red fija es la más atractiva para internet de banda ancha y también porque se puede vincular a la red móvil; es una empresa que se puede aprovechar para móviles”, agregó.

Recientemente, Maxcom anunció una inversión de 339 millones de pesos para los siguientes meses. Sin embargo, América Móvil planea destinar 6 mil millones de dólares, AT&T 3 mil millones de dólares y Movistar 3 mil 150 millones para los próximos años.

Otro punto en contra para la compañía es que el IFT le negó hace unas semanas la prórroga de tres de sus concesiones en 13 estados del país para ofrecer sus servicios de telecomunicaciones por haberla solicitado fuera de los plazos requeridos.

DESFILAN CEOS E INVERSIONISTAS

Pese a que Maxcom fue la primera empresa de telecomunicaciones en ofrecer el triple y cuádruple play y el pionero en usar el modelo de Operador Móvil Virtual en México, no ha logrado despegar y sus actuales dueños, Ventura Capital, ya perdieron más de la mitad de lo que invirtieron en la compañía en el 2013.

En el 2008, Maxcom alcanzó una penetración de mercado de 1.9 por ciento en telefonía fija y de 0.07 por ciento en telefonía móvil, con ingresos estables, pero ensombrecido por Telmex, el operador dominante. La mayor competencia de esta y otras compañías le hizo perder clientes y la obligó a bajar precios, lo cual se combinó con el aumento de su deuda y la crisis económica del 2009, lo cual la llevó al borde de la quiebra.

Fue hasta octubre del 2013 cuando la empresa finalizó el proceso concursal mediante el cual logró una recapitalización y la reestructura de sus pasivos.

Ventura Capital, un fondo conformado por Enrique Castillo, exdirector del banco IXE, y Javier Molinar, le inyectó 45 millones de dólares. Luego, en septiembre del 2013 adquirió el 44.69 por ciento de las acciones de la empresa por 60 millones de dólares a un precio de 2.9 pesos por título.

Maxcom ha tenido cinco directores generales. Los más recientes son Salvador Álvarez, quien fungió como su CEO de febrero de 2011 a octubre de 2013, con una interrupción de seis meses en los que Sergio Sastaguy tomó el cargo. Luego fue sustituido por Enrique Ibarra, quien fue el director general hasta el 15 de abril del 2015. El CEO actual es José Alejandro Gómez.

Con información de Darinka Rodríguez

Da click en la imagen para agrandarla

maxcom_web_01
maxcom_web_02