Empresas

Maserati refuerza su presencia en Latinoamérica

Directivo de la firma italiana precisó que el volumen de ventas en la región es de las más reducidas para la empresa, pero comienza a despuntar y para ellos el área es un mercado emergente.
Norma Anaya / corresponsal
23 febrero 2014 20:11 Última actualización 23 febrero 2014 20:17
Etiquetas
[El Maserati Ghibli costará 107 mil 645 dólares. / José Antonio Durán]  

La línea Ghibli es un nuevo segmento para Maserati en sedan de lujo, que abre la puerta para nuevos clientes.. (José Antonio Durán/Archivo)

CANCÚN.- Sin perder de vista mercados prioritarios para la marca como México y Brasil, entre otros que comienzan a despuntar, como es el caso de Chile, la firma italiana Maserati, respaldará su presencia en Latinoamérica, pues no obstante ser “una región pequeña para nosotros”, ahora tiene un enfoque muy importante.

Carlos Martínez, vicepresidente de Maserati para América Latina, indicó que trabajan en los diferentes países de la región en coordinación con sus oficinas para organizar la estrategia a seguir, “este es un año de planificación para impulsar el crecimiento y poco a poco seguir desarrollando la zona”.

En entrevista con El FINANCIERO, precisó que el volumen de ventas en la región es de las más reducidas para la firma, pero comienza a despuntar y para ellos el área es un mercado emergente.

No dio cifras oficiales de producción y ventas, “pues no han salido de fábrica”, aunque destacó que México y Brasil, las dos economías más fuertes de la región, son sus mercados importantes y cada uno “pelea carro a carro, uno a uno cada mes. La meta es que los dos sigan peleando por mayores cantidades, no tengo favoritos, deseamos que los dos sigan desarrollándose”.

Añadió que poco a poco Chile se ha convertido en un mercado importante, muy estable, que nos permite crecer y el próximo es Puerto Rico, que es otra área de oportunidad muy desarrollada.

Junto al nuevo Ghibli, que se exhibió en el lobby del hotel ME Cancún, el directivo recordó que todas las unidades de manufactura italiana se exportan a la región, donde cuentan con cinco representaciones encargadas de promocionar la marca, además de oficinas en Nueva Jersey y Miami.

Calificó el ámbito de la competencia automotriz como un deporte, donde “todos nos ponemos la camiseta y a ver quien juega mejor, Masertari es una marca pequeña en comparación con las demás, pero hay camino para crecer y jugar con los grandes”.

En relación con la línea Ghibli, subrayó que es un nuevo segmento para Maserati en sedan de lujo y “nos abre nuevas puertas para nuevos clientes, entre las otras tres líneas que son Quattroporte, Gran Turismo y Gran Cabrio, con sus modelos y configuraciones.

En el caso de México, Rodríguez González, director general de la firma en el país, reconoció que hubo ciertas afectaciones en el sector de autos de lujo con las diversas modificaciones fiscales, incluso refirió el caso de Cancún, ahora con un IVA del 16 por ciento, “pero tenemos que adaptarnos”.

“Esperamos que 2014 ya empiece a ser un año de crecimiento y ver el periodo con mejores logros, pues 2013 fue estable, horizontal, sin grandes crecimientos”.

Citó como ejemplo, que en el caso del Ghibli, pretenden un crecimiento del 100 por ciento del volumen de autos, porque incursionan en un nuevo segmento.

Añadió que en México, Maserati espera llegar a un volumen de venta de 70 a 80 unidades al año, que es una cantidad promedio, pues “no podemos vender más coches de los que tenemos, sigue siendo una marca muy exclusiva y nos determinan el volumen a comercializar”.

En el caso del territorio nacional, indicó, el principal mercado para la firma es el Distrito Federal, seguido de Guadalajara y Quintana Roo. Si hay crecimiento grande con este nuevo modelo en el sureste, se pensaría incluso en una sucursal en Mérida, Yucatán.