Más autos y más gasolina impulsan el negocio de… ¿los ferrocarriles?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Más autos y más gasolina impulsan el negocio de… ¿los ferrocarriles?

COMPARTIR

···

Más autos y más gasolina impulsan el negocio de… ¿los ferrocarriles?

Para Kansas City Southern de México, empresa del sector ferroviario, estos factores han hecho que cada vez haya más carros con carga: casi medio millón anual en 2017.

Everardo Martínez
08/02/2018
Actualización 07/02/2018 - 22:54
El sector ferroviario se ha beneficiado por factores como el crecimiento de la economía de EU.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uno de los negocios que acelera su crecimiento con la apertura del sector energético en México, el boom exportador de autos y el dinamismo de la economía de Estados Unidos es el ferroviario.

En el último trimestre del año pasado y en los 12 meses de 2017, el número de carros con carga que movilizó Kansas City Southern de México (KCSM) entre Estados Unidos y México creció 16 y 8 por ciento, respectivamente, comparado con los mismos periodos de 2016.

En ambos casos, se trata de la mayor tasa de crecimiento en el último trienio, según una presentación de la multinacional.

Además, el anterior fue el mejor año desde 2009 en el transporte transfronterizo para la empresa al mover un total de 493 mil carros con carga.

Expertos explicaron que KCSM se benefició de la creciente importación de gasolinas que realiza Pemex por ferrocarril desde Estados Unidos, del dinamismo de los envíos de autos a este país y del aceleramiento de la mayor economía del mundo.

“El incremento del comercio internacional por la mayor demanda de bienes en Estados Unidos benefició a dicho sistema de transporte (el ferrocarril); además, se juntó con que el robo de las mercancías en carretera subió el año pasado, lo que hizo que muchas empresas buscaran la alternativa del ferrocarril”, explicó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

En 2017, la economía de Estados Unidos creció 3.3 por ciento, su mayor avance en tres años. Además, el robo en las carreteras aumentó 40 por ciento en México, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El último reporte Kansas City Southern, holding de KCSM, señala que en 2017 las ventas del segmento de energía crecieron 40 por ciento; el automotriz, 22 por ciento; químicos y petróleo, 14 por ciento; y el industrial y consumo, 6 por ciento.

El área energética fue guiada por la apertura del mercado de gasolinas en México y la baja producción interna del combustible, dijo Ramsés Pech, experto en hidrocarburos.

Pemex pasó de importar 486 mil barriles diarios a finales de 2013 a 671 mil al cierre de 2017, un alza de 38 por ciento, según el Sistema de Información Energética. El ferrocarril tuvo una importante contribución en la movilización del energizante.

Hace nueve meses, Pemex Comercio Internacional informó que comenzaría la importación de gasolinas mediante carrotanques de ferrocarril desde Texas, donde KCSM sería el transportador.

El negocio automotor también contribuyó al avance del grupo. Eduardo Solís, presidente de la AMIA, señaló el mes pasado que las exportaciones a Estados Unidos aumentaron 9.4 por ciento, a 2.3 millones de unidades.

Para KCSM, el negocio transfronterizo de mercancías representa el 65 por ciento del total de la carga que mueve en el país.

“José Zozaya (presidente ejecutivo de KCSM) supo manejar la concesión magistralmente desde un principio. Con la infraestructura por Nuevo Laredo y entrar al este de Estados Unidos, la empresa resultó una ganadora del TLCAN y atiende a otros ganadores como la industria automotriz”, dijo Humberto Treviño, especialista del sector.

“ferrroviarios”

ANTICIPAN UN 2018 'SOBRE RIELES'

La empresa espera que este año 90 por ciento del total de sus segmentos de negocios tengan resultados positivos.

Directivos de KCS prevén que los traslados de gasolina de Estados Unidos a México aumenten, que el tren gane terreno a los camiones en el sector intermodal, que el segmento de consumo crezca en ambas direcciones, que la demanda de productos agrícolas y alimenticios se expanda y que la exportación de autos esté en línea con el avance de la producción.

“Esperamos un crecimiento de un dígito medio en la capacidad de carga para todo el 2018”, dijo Brian Hancock, vicepresidente ejecutivo de KCS en llamada con analistas.

Para los próximos siete años, dijo Hancock, el mercado mexicano de consumo de gasolinas requerirá una expansión en la capacidad de almacenamiento de combustible, terminales y tuberías, lo que beneficiará a los transportadores.

Patrick Ottensmeyer, CEO de KCS, confió en que el TLCAN se mantenga y dijo que, en caso de cancelarse, la ferroviaria no ve un efecto negativo masivo.

El 60 por ciento del comercio entre Estados Unidos y México hoy no tiene ninguna conexión específica con el TLCAN, por eso nuestro mercado transfronterizo no podría ser muy afectado”, destacó Hancock.