Empresas

Maersk pide robustecer transporte terrestre

Si en el siguiente año el servicio de transporte no crece, los cuellos de botella provocados por la creciente mercancía provocarían un aumento en los costos, consideró la firma naviera Maersk Line, una de las más grandes del mundo.
Everardo Martínez
06 diciembre 2015 22:51 Última actualización 07 diciembre 2015 13:9
Maersk

Maersk Line es una naviera especializada en el transporte de contenedores de 20 pies de largo. (Bloomberg)

En 2016, la demanda de armadoras y la industria manufacturera en México podrían rebasar la capacidad del autotransporte y los ferrocarriles, por lo que Maersk Line, una de las navieras más grandes del mundo, pidió robustecer este tipo de infraestructura.

Mario Veraldo, director general de Maersk Line México y Centroamérica, advirtió en entrevista que si el servicio de transporte no crece, los cuellos de botella provocados por la creciente mercancía provocarían un aumento en los costos.

“El transporte terrestre es el tema más importante para el año que entra, hay un plan de infraestructura que se tiene que ejecutar, si no, lo que va a pasar es que las operaciones de las compañías transportistas van a quedar más apretadas, porque las fábricas están creciendo”, señaló Veraldo.

“Contenedores”

Maersk Line es una naviera especializada en el transporte de contenedores de 20 pies de largo, conocidos como TEUs. En México, la firma transporta el 63 por ciento del total de estas unidades de carga.
Veraldo explicó que cuando los operadores de transporte trabajan con eficiencia, es decir cuando las mercancías se entregan en tiempo, se reducen costos, lo que atrae negocios nuevos y se aprovechan las ventajas logísticas de México, sin embargo, cuando se tienen cuellos de botella por falta de carreteras o porque las vías férreas están obstruidas, los costos del transporte empiezan a subir.

José Julio Martínez, presidente de la Asociación Mexicana de Infraestructura Portuaria, Marítima y Costera, agregó que en los puertos marítimos también hace falta inversión.

“Si no se sigue invirtiendo en los puertos, en dos años estaremos rebasados, porque la industria está creciendo a un ritmo extraordinario”, dijo Martínez.