Empresas

Mabe informa sobre posible compra
de Electrolux a GE

En un comunicado interno al que tuvo acceso EL FINANCIERO, la empresa mexicana anunció a sus empleados que General Electric, quien posee 48 por ciento de la firma mexicana,  tiene conversaciones con Electrolux sobre una posible venta de su negocio de electrodomésticos.
Mario Maldonado
22 agosto 2014 14:2 Última actualización 22 agosto 2014 14:35
 [El 65 por ciento de los ingenieros en el centro de tecnología de Mabe tienen maestría y doctorado, presumió la empresa. / Cortesía]  

[El 65 por ciento de los ingenieros en el centro de tecnología de Mabe tienen maestría y doctorado, presumió la empresa. / Cortesía]

Mabe informó a sus empleados sobre la posible adquisición por parte de Electrolux del negocio de electrodomésticos de General Electric (GE), firma que posee 48 por ciento de la empresa mexicana.

General Electric anunció que está teniendo conversaciones con Electrolux en torno a una posible venta de su negocio de electrodomésticos a esta empresa. Dicho anuncio significa que ambas compañías están en pláticas que pueden resultar o no en un acuerdo”, informó Luis Berrondo Ávalos, presidente de Mabe, en comunicado interno al que tuvo acceso EL FINANCIERO. 

Dijo que cualquier negociación que realice GE implica respetar los compromisos contraídos con Mabe, incluyendo el uso de la marca GE en Canadá y Latinoamérica.

Según fuentes cercanas a Mabe, lo que más preocupa a sus directivos es que se mantengan los acuerdos que tienen para distribuir los productos de GE en Canadá y algunos países de Latinoamérica.

“En caso de concluirse el acuerdo, las acciones que actualmente tiene GE en Mabe pasarían a ser parte de Electrolux, por lo que tendríamos un nuevo socio y esto podría generar oportunidades para Mabe desde el punto de vista de manufactura para atender el mercado de Estados Unidos”, añadió el presidente de Mabe.

El miércoles, El FINANCIERO publicó que General Electric aceleró las negociaciones para vender su subsidiaria GE Appliances, empresa que posee un 48 por ciento de la mexicana Mabe. El postor más cercano para cerrar un trato con el fabricante de refrigeradores y estufas es Electrolux AB, de acuerdo con analistas y fuentes financieras.

En el comunicado interno, el presidente de Mabe dijo que estarán pendientes de este proceso y darán a conocer las conclusiones de las conversaciones entre GE y Electrolux.

LA HISTORIA

En 2008, GE puso en venta su negocio de electrodomésticos, como parte de su plan de desinversiones de unidades no estratégicas. Mabe fue uno de los interesados en adquirirlo, aunque para hacerlo habría tenido que apalancarse peligrosamente, pues en ese entonces dicho negocio se valuaba en casi 5 mil millones de dólares.

Sin embargo, finalmente GE no se deshizo del negocio. Por el contrario, a partir de 2009 el conglomerado echó a andar un agresivo plan de inversión para fortalecerlo.

En su reporte financiero de 2011, GE destacó la inversión de mil millones de dólares en su negocio de electrodomésticos, destinados a la modernización de su plantas en Estados Unidos.

“La mayoría de nuestra manufactura de electrodomésticos en México y China se moverá de regresó a Estados Unidos. Creemos que podemos generar más dinero y servir a nuestros clientes de mejor manera. También pensamos que esto ayudará a ser mejores en cada parte del mundo”, expuso.

En 2012 se cumplieron 25 años de haberse firmado el joint venture entre GE y Mabe (que en México es líder en la venta de productos de línea blanca y electrodomésticos) y justo el año pasado hubieron pláticas más formales en torno a la posibilidad de que la firma estadounidense salga de la mexicana. Empero, de acuerdo con las fuentes de Mabe, los retos estaban en cómo recomprar la participación, además de que Estados Unidos sigue siendo el principal mercado en el exterior para Mabe.

La obtención de recursos para recomprar el 48 por ciento en manos de GE es uno de los principales obstáculos. De acuerdo con Standard & Poor's, hasta el 2013, la deuda de Mabe representaba 3.1 veces su Ebitda (o flujo de operación), lo cual no le da mucho margen para hacer una comprar apalancada. La firma calificadora estima que ese nivel de deuda respecto a Ebitda se reduzca a 2.8 veces en 2013.