Empresas

Lyft se burla de Uber en nueva publicidad

Una de las características destacadas en uno de los comerciales es que Lyft posee el servicio de propinas para sus chóferes a diferencia de su competidor Uber.
Bloomberg
15 noviembre 2016 9:29 Última actualización 21 noviembre 2016 5:0
lyft

lyft

En un anuncio, tres ejecutivos con trajes negros se sientan en sillas negras en una habitación negra, maquinando contra la empresa emergente de trayectos en coche privados Lyft.

"Tenemos que detenerlos. ¿Cómo vamos a hacerlo?", pregunta un ejecutivo. "¿Tiras de pinchos?” sugiere su colega. Las palabras “Corporación de Trayectos” cuelgan detrás de ellos. Pero todos sabemos para qué empresa trabajan en realidad.

Este es uno de los anuncios de 30 segundos que Lyft planea emitir por cable y canales de televisión este año. La campaña también viajará en autobuses y aparecerá en Times Square. La empresa no ha revelado lo que está gastando en estos anuncios. Pero hay algo seguro: pone a la estadounidense Uber Technologies en el punto de mira.

"Sabemos que los pasajeros prefieren Lyft", ha declarado Tali Rapaport, directora de producto de la empresa, con sede en San Francisco. "También sabemos que los pasajeros tienen derecho a decidir".

Uber y Lyft luchan por su cuota de mercado en EEUU. Después de que Lyft comenzara a tener ganancias a comienzos de año, Uber ha aumentado el gasto. La empresa perdió 100 millones de dólares en EU en el segundo trimestre, mientras que Lyft prometía a los inversores a comienzos de este año mantener el gasto mensual por debajo de los 50 millones de dólares.

La nueva campaña publicitaria de Lyft sugiere que la guerra entre ambas podría reducirse al marketing, como casi cualquier otra cosa.

Ambas compañías han competido durante mucho tiempo rebajando los precios frente a la otra y mejorando la rapidez en recoger a los viajeros.

A día de hoy, ambas empresas se dan cuenta de que sus marcas también pueden ganar consumidores. Uber ha contratado al anterior director de marketing de Target, Jeff Jones, como presidente de su negocio de trayectos compartidos. En su primera declaración desde que aceptó el trabajo, Jones ha escrito en una publicación de LinkedIn este lunes que su prioridad es ayudar a los conductores.

"Uber mejorará su trabajo de escuchar a los conductores y cubrir sus necesidades”, declaraba Jones. Mientras que Jones intenta mejorar la relación de Uber con sus conductores, Lyft se ceba en la reputación a veces fría y corporativa de su competidor. En un anuncio, un ejecutivo despiadado pregunta: “¿Por qué están tan contentos todos los conductores de Lyft?”. Su colega responde: “A lo mejor es porque Lyft permite que los pasajeros les den propina a través de la aplicación”. Un tercer ejecutivo interviene: “Usan el dinero extra para comprarles regalos a su familia”. Los tres ejecutivos de la “Corporación de Trayectos” estallan en carcajadas. La pantalla anuncia: "Lyft, 100 millones de dólares en propinas y subiendo”. (Uber no permite que los viajeros den propina a los conductores mediante la aplicación, pero Lyft sí).

Lyft también ha declarado que dejará atrás su símbolo del bigote brillante en los coches y lo reemplazará con un dispositivo de forma oval denominado "Amp", con el nombre de la empresa.

El dispositivo mostrará diferentes colores para ayudar a los viajeros a encontrar su coche con mayor facilidad. Lyft planea distribuir Amps a conductores en San Francisco, Las Vegas y Los Ángeles para la noche de fin de año. Lyft ha asegurado que cubrirá el coste, pero ha declinado desvelar cuánto había pagado para la fabricación del Amp.