Empresas

¿Qué pasa con la eterna huelga de Lufthansa?

La aerolínea alemana ha enfrentado múltiples huelgas de pilotos en dos años y medio. Te explicamos el conflicto entre la compañía y los pilotos. 
AFP
29 noviembre 2016 8:52 Última actualización 29 noviembre 2016 9:54
Lufthansa

(Reuters)

Los pilotos de la compañía alemana Lufthansa iniciaron este martes su 15ª huelga en dos años y medio. Aquí te explicamos el origen del conflicto y las consecuencias que podría sufrir el gigante europeo del sector aéreo.

¿QUÉ EXIGEN LOS PILOTOS?

Los 5 mil 400 pilotos del grupo Lufthansa, sometidos a ventajosos acuerdos colectivos, han sido convocados 15 veces a huelgas desde la primavera boreal de 2014, por el sindicato Vereinigung Cockpit.

Al principio de la movilización, Cockpit cuestionaba particularmente los proyectos de la dirección de revisar el costoso sistema de jubilaciones anticipadas, en un contexto de feroz competencia de parte de las compañías de bajo coste y del Golfo.

Ahora le preocupan también al sindicato los planes de la dirección de contratar a pilotos menos bien pagados para la emergente Eurowings, la compañía de bajo coste del grupo Lufthansa.

Pero las huelgas actuales tienen motivos exclusivamente salariales. Cockpit denuncia la falta de aumentos salariales desde hace más de cinco años, pese a los beneficios de la empresa, y pide una revalorización promedio retroactiva de 3.66 por ciento anual en este período.

La dirección hace una oferta distinta: propone una prima equivalente a 1.8 meses de salario para compensar la falta de revalorizaciones desde 2012, y un aumento salarial de 4.4 por ciento en dos años. La propuesta ha sido rechazada por el sindicato.

El grupo, propietario de varias compañías, entre ellas Swiss y Austrian Airlines, alega que los pilotos de Lufthansa están entre los mejor pagados del sector. Un copiloto, al inicio de su carrera, gana 6 mil 550 euros brutos (6 mil 940 dólares) por mes, y un comandante de a bordo, al final de su carrera, más de 22 mil euros (23 mil 320 dólares).

1
¿POR QUÉ SE ETERNIZA EL CONFLICTO?

 

Lufthansa

El grupo alemán ha padecido varias huelgas en los últimos años, y no solamente de pilotos.

En noviembre de 2015 se produjo la huelga más larga de su historia cuando las azafatas y los stewards, convocados por el sindicato UFO, dejaron de trabajar siete días seguidos, causando la anulación de más de 4 mil 600 vuelos.

Algunos de esos conflictos lograron solucionarse. Pero en el actual, con Cockpit, el enfrentamiento está lejos de llegar a su fin.

"El daño es ya tan grande que cada vez es más difícil para las dos partes llegar a un compromiso sin parecer derrotados" opina Guido Hoymann, experto del sector aéreo del banco Metzler, interrogado por la AFP, quien aboga por la intervención de un mediador.

La dirección de Lufthansa volvió a proponer a Cockpit una vía de arbitraje, sin éxito, y ha intentado por la vía judicial -también en vano- impedir las huelgas.

1
¿QUÉ CONSECUENCIAS PARA LUFTHANSA?

 

Lufthansa

"El daño se produce a largo plazo" advierte Hoymann. Las reiteradas huelgas que padece el grupo "le han costado millones de euros, pero sobre todo es la imagen de Lufthansa la que sufre, y su fiabilidad es cuestionada" explica, y afirma que la compañía puede perder a su importante clientela de negocios.

En términos financieros, el impacto es en cambio limitado. Un día de huelga cuesta al grupo entre 10 y 15 millones de euros diarios, según Lufthansa.

En 2015, la factura total por las huelgas fue de unos 100 millones de euros, relativamente poco comparado con el beneficio neto récord de mil 700 millones de euros logrado por el grupo.

: