Empresas

Luego de 40 años de evitar impuestos, fundador de Ikea regresa a Suecia

12 febrero 2014 4:20 Última actualización 26 junio 2013 19:29

[Bloomberg] 


Reuters
 
Estocolmo.-  Ingvar Kamprad, fundador de la compañía de muebles de IKEA, anunció el miércoles que planea regresar a su país natal, Suecia, 40 años después de abandonar la nación nórdica para eludir los elevados impuestos.
 
Kamprad, de 87 años, dijo que volvería desde Suiza antes de fin de año y se establecería en una granja a las afueras de Almhult, una ciudad del sur de Suecia donde fundó IKEA hace 70 años y puso los muebles ensamblables suecos en el mapa mundial.
 
"Viajar de regreso a Suecia me acerca más a mi familia y mis viejos amigos", dijo Kamprad en un comunicado. "Después de la muerte de mi querida esposa Margareta hace aproximadamente un año y medio, hay menos cosas que me mantienen en Suiza", afirmó.
 
La decisión de Kamprad de volver al país nórdico se produce después de varios movimientos al interior de la mayor empresa minorista de muebles del mundo para preparar el traspaso del control a la siguiente generación.
 
La familia Kamprad todavía domina la compleja estructura empresarial que compone el imperio IKEA y Kamprad ha mantenido un férreo control tras bambalinas.
 
La compañía anunció a principios de este mes que Kamprad dejaría la junta directiva de una empresa clave dentro de la compañía que es propietaria de la marca y dirige la estrategia, y que su hijo menor se haría cargo como presidente.
 
Kamprad, que desarrolló IKEA desde una tienda en su caseta de jardín vendiendo relojes y tarjetas de Navidad, es hoy uno de los hombres más ricos de Europa. Salió de Suecia en la década de 1970, en protesta por los altos impuestos del país, y fijó su residencia en Suiza.
 
"En esos tiempos, el régimen tributario era muy restrictivo", dijo IKEA.
 
No obstante, el Gobierno de coalición de centro-derecha de Suecia ha disminuido el generoso sistema de bienestar social del país durante sus casi dos períodos en el cargo, y también ha recortado impuestos a la renta y abolió un tributo sobre el patrimonio.
 
IKEA ha crecido a pesar de la austeridad en Europa, y ahora los tres hijos de Kamprad deben asumir el reto de crecer en mercados como China e India y hacer nuevas incursiones en internet.